Nadie escapa a su destino historico.

17 abril, 2010

Mi esposa y yo.

Esta es una foto que nos tiramos, ayer a las seis de la tarde, en Miami, donde fui a visitar mi medico cubanoamericano y otro familiar de mi esposa que casualmente es medico tambien, aunque graduado en Cuba. Vivimos en Sarasota donde mi ambiente laboral es totalmente anglo, con ancestros en Irlanda del Norte, de manera que en Miami sientes algo asi como si en tres hora hubieras viajado a Cuba, y alli, no se hace mas que hablar de Cuba, de los cubanos que vienen de Cuba, de los cubanos que se fueron o los que se van de visitas a Cuba y la competencia, especie de blason de nobleza, de quien viaja mas a Cuba, quien lleva mas maletas de regalos, de manera que regresas a Sarasota, a tres horas de Miami y a 45 minutos de Tampa con el complejo de culpa de no tener una historia sobre un viaje reciente a Cuba, aunque sea por diez dias. Cuando llegue a Miami por el Palmetto, apague el aire acondicionado del carro y abri la ventanilla. Mi mujer me dijo: “eres como los perros, que tienen que viajar con la cabeza afuera”, y yo le conteste: “No, mi amor, es que aqui el aire tiene la pastosidad del de Cuba y quiero sentirlo otra vez”

Sa a se yon foto nou pou nou fwape yè nan sis è nan aprè midi a nan Miami, kote mwen te vizite doktè m ak yon lòt fanmi Kiben yo de madanm mwen ki li menm tou k ap pase yo dwe medikal, men gradye nan Kiba. Nou ap viv nan Sarasota ki kote anviwònman travay mwen an se totalman Anglo ansèt nan Nò Iland, pou ke nan Miami ou santi yon bagay tankou ou nan twa èdtan ta gen vwayaje nan Kiba, e la, men se pa sou Kiba, nan Kiben yo soti nan Kiba, Kiben yo ki te kite yo oubyen sa yo ki ale nan vizit nan Kiba ak konpetisyon, yon sòt de badj ki rich, ki te vwayaje nan Kiba, ki te gen plis sachè kado, pou ou retounen nan Sarasota, Miami, twa zè ak 45 minit nan Tampa ak konplèks la koupab nan pa gen ankenn istwa sou yon vwayaj ki resan nan Kiba, menm pou dis jou. Lè ou rive nan Miami Palmetto pa la, fèmen èkondisyone nan machin nan ak louvri fenèt la. Madanm mwen te di m: “Ou se tankou chen, ki te vwayaje ak tèt li deyò”, e mwen reponn: “Non, mwen renmen, se ke isit la lè la gen douser nan Kiba e mwen santi mwen li ankò”

My wife and me.
This is a picture that we hit yesterday at six o’clock in the afternoon in Miami, where I visited my doctor and another Cuban family of my wife who also happens to be medical, but graduated in Cuba. We live in Sarasota where my work environment is totally Anglo ancestry in Northern Ireland, so that in Miami you feel something like you in three hours would have traveled to Cuba, and there, but it is not about Cuba, the Cubans come from Cuba, the Cubans who left or those who go on visits to Cuba and competition, a sort of badge of nobility, who traveled to Cuba, who has more gift bags, so you return to Sarasota, Miami three hours and 45 minutes from Tampa with the guilt complex of having no story about a recent trip to Cuba, even for ten days. When you get to Miami by the Palmetto, turn off air conditioning in the car and opened the window. My wife told me: “You are like dogs, who have to travel with his head outside,” and I answered: “No, my love, is that here the air has the mellowness of Cuba and I feel it again”

Ma femme et moi.
C’est une image que nous avons atteint hier à six heures du soir à Miami, où j’ai rendu visite à mon médecin et une autre famille cubaine de ma femme qui se trouve être également médicale, mais a obtenu à Cuba. Nous vivons dans Sarasota où mon environnement de travail est totalement ascendance anglo en Irlande du Nord, de sorte que, dans Miami vous ressenti quelque chose comme vous en trois heures aurait voyagé à Cuba, et là, mais ce n’est pas à propos de Cuba, le Cubains viennent de Cuba, les Cubains qui ont quitté ou ceux qui vont en visite à Cuba et de la concurrence, une sorte de signe de noblesse, qui ont voyagé à Cuba, qui a plus de sacs-cadeaux, si vous revenez à Sarasota, Miami trois heures et 45 minutes de Tampa avec le complexe de culpabilité de ne pas avoir l’histoire d’un récent voyage à Cuba, même pour dix jours. Lorsque vous arrivez à Miami par le Palmetto, éteignez la climatisation dans la voiture et ouvrit la fenêtre. Ma femme m’a dit: “Vous êtes comme des chiens, qui ont pour Voyage avec la tête en dehors, et je répondis:« Non, mon amour, c’est qu’ici l’air a le moelleux de Cuba et je le sens à nouveau ”

 Minha esposa e eu.
Esta é uma foto que bateu ontem às seis da tarde em Miami, onde visitei o meu médico de família cubana e outra da minha esposa que também acontece para ser médica, mas formou-se em Cuba. Vivemos em Sarasota, onde o meu ambiente de trabalho é totalmente Anglo ascendência na Irlanda do Norte, de modo que em Miami se sente algo parecido com você em três horas teria viajado para Cuba, e ali, mas não se trata de Cuba, o Os cubanos vêm de Cuba, os cubanos que abandonaram ou aqueles que vão em visitas a Cuba e à concorrência, uma espécie de emblema da nobreza, que viajou a Cuba, que tem mais sacos de presentes, para que retornar ao Sarasota, Miami três horas e 45 minutos de Tampa com o complexo de culpa de não ter nenhuma história sobre uma viagem recente a Cuba, mesmo que por dez dias. Quando você chegar em Miami pela Palmetto, desligue o ar condicionado no carro e abriu a janela. Minha esposa me disse: “Vocês são como os cães, que têm de viajar com a cabeça lá fora”, e eu respondi: “Não, meu amor, é que aqui o ar tem a delicadeza de Cuba e sinto-me outra vez”
 

var counters99_width = 175;var counters99_height = 200;var counters99_vars=”id=850338_2&ln=es”;online casino | Casino | Online Casino Neteller | Men shaving | Contador En Pagina Web

Medicamento cubano, unico en el mundo, que reduce amputaciones en el pie diabetico, se aplica actualmente en Ecuador.

22 octubre, 2014

heberprot-p

Ciego de Ávila, 21 oct (AIN) El Heberprot-p, medicamento desarrollado por la biotecnología cubana para el tratamiento de la úlcera del pie diabético, ha sido aplicado en Ecuador a 157 personas  aquejadas de esa dolencia.
Este logro es resultado del Convenio Específico de Cooperación entre la Comercializadora de Servicios Médicos Cubanos (CSMC) y el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), que cuenta con la colaboración de 25 profesionales de la Isla.
Erick Hernández Leiva, quien presta sus servicios en ese país como promotor cubano de la Salud, informó a la AIN vía correo electrónico, que esa cifra solo se corresponde al período transcurrido desde agosto pasado hasta la fecha, cuando los ecuatorianos comenzaron a recibir el tratamiento con el novedoso preparado inyectable, único en el mundo.
Otros mil 953 diabéticos, con riesgo de padecer en el año de úlceras en alguno de sus pies, fueron asistidos en consultas y reconsultas, durante las que recibieron una minuciosa explicación sobre esta enfermedad metabólica tan compleja, con tendencia creciente a nivel mundial, explicó.
   Angiólogos y cirujanos vasculares, licenciados en enfermería, en terapia física y rehabilitación, en podología y un promotor de la salud, laboran en los hospitales Machala, Esmeraldas, Babahoyo, Santo Domingo y Manta, ubicados en las provincias de El Oro, Esmeraldas, Los Ríos, Santo Domingo y Manabí, respectivamente.
   Hernández Leiva acotó que, además, de estos territorios, en el centro asistencial Durán, en Guayaquil, el Heberprot-p es aplicado por profesionales de esa nación.
Esta primera etapa del programa comprende el suministro de 12 mil dosis del medicamento para la atención a por lo menos mil personas, aunque se sabe que la morbilidad en ese país sudamericano es mucho mayor,  manifestó.
Aclaró que ya el medicamento se aplicaba en Ecuador  pero en el Ministerio de Salud Pública (MSP) y con la intervención solamente de angiólogos, y ahora con este convenio participa un equipo multidisciplinario que aborda la patología base de la diabetes mellitus y el problema externo mas traumático que es la úlcera del pie diabético.
Según se estima pueden existir 13 mil ecuatorianos con úlceras del pie diabético complejas, o sea grado III, IV y V, de la clasificación de Wagner.
El Heberprot-p se aplica en 20 países, la mayor parte de América Latina, y su empleo en Cuba muestra que el riesgo relativo de amputación, por úlceras del pie diabético, se redujo en más de un 78 por ciento. (FUENTE:http://www.ain.cu/salud/4579-medicamente-cubano-heberprot-p-se-aplica-en-ecuador)

Contenido relacionado:

Correo Científico Médico

versión ISSN 1560-4381

CCM vol.17 no.2 Holguín abr.-jun. 2013

Treatment and recovery of Wagner 5 diabetic foot with Heberprot-P

http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1027-28522010000200005&nrm=iso

World Bank: Cuba Has the Best Education System in Latin America and the Caribbean.

7 octubre, 2014

Salim Lamrani Headshot

Banco Mundial: Cuba tiene el mejor sistema educativo de América Latina y del Caribe.

7 octubre, 2014

3i – Tercera Información
Banco Mundial: Cuba tiene el mejor sistema educativo de América Latina y del Caribe
La educacion en Cuba es universal y gratuita desde el kindergarten al doctorado y los recursos educativos fundamentales son absolutamente gratuitos en todos los niveles de ensenanza..

La educacion en Cuba es universal y gratuita desde el kindergarten al doctorado y los recursos educativos fundamentales son absolutamente gratuitos en todos los niveles de ensenanza..

alim Lamrani*

Domingo, 7 de septiembre de 2014 <!–

/ Gonzalo Sánchez

–>

El Banco Mundial acaba de publicar un informe revelador sobre la problemática de la educación en América Latina y el Caribe. Titulado Profesores excelentes. Cómo mejorar el aprendizaje en América Latina y el Caribe, el estudio analiza los sistemas educativos públicos de los países del continente y los principales retos a los que se enfrentan

Descargar el Informe del Banco Mundial “Profesores excelentes. Cómo mejorar el aprendizaje en América Latina y el Caribe”

Según el Banco Mundial, “ningún sistema escolar latinoamericano, con la posible excepción del de Cuba”, tiene parámetros mundiales.

En América Latina, los profesores de educación básica (preescolar, primaria y secundaria) constituyen un capital humano de 7 millones de personas, o sea el 4% de la población activa de la región, y más del 20% de los trabajadores técnicos y profesionales. Sus salarios absorben el 4% del PIB del continente y sus condiciones de trabajo varían de una región a otra, incluso dentro de las fronteras nacionales. Los profesores, mal remunerados, son en su mayoría mujeres –un promedio del 75%- y pertenecen a las capas sociales modestas. Además, el cuerpo docente supera los 40 años de edad y se considera que está “envejecido”. 2

El Banco Mundial recuerda que todos los gobiernos del planeta escrutan con atención “la calidad y el desempeño de los profesores”, a la hora en que los objetivos de los sistemas educativos se adaptan a las nuevas realidades. Ahora, el eje se coloca en la adquisición de competencias y no sólo en la simple acumulación de conocimientos.

Las conclusiones del informe son implacables. El Banco Mundial enfatiza “la baja calidad promedio de los profesores de América Latina y el Caribe”, lo que constituye el principal obstáculo al avance de la educación en el continente. Los contenidos académicos son inadecuados y las prácticas ineficientes.

Poco y mal formados, los profesores consagran apenas el 65% del tiempo de clase a la instrucción, “lo que equivale a perder un día completo de instrucción por semana”. Por otra parte, el material didáctico disponible sigue siendo poco utilizado, particularmente las nuevas tecnologías de información y comunicación. Además, los profesores no logran imponer su autoridad, mantener la atención de los alumnos y suscitar la participación.

Según la institución financiera internacional, “ningún cuerpo docente de la región puede considerarse de alta calidad en comparación con los parámetros mundiales”, con la notable excepción de Cuba.

El Banco Mundial señala que “en la actualidad, ningún sistema escolar latinoamericano, con la posible excepción del de Cuba, está cerca de mostrar los parámetros elevados, el fuerte talento académico, las remuneraciones altas o al menos adecuadas y la elevada autonomía profesional que caracterizan a los sistemas educativos más eficaces del mundo, como los de Finlandia, Singapur, Shanghái (China), República de Corea, Suiza, Países Bajos y Canadá”.

En efecto, sólo Cuba, donde la educación ha sido la principal prioridad desde 1959, dispone de un sistema educativo eficiente y de profesores de alto nivel. El país antillano no tiene nada que envidiar a las naciones más desarrolladas. La isla del Caribe es además la nación del mundo que dedica la parte más elevada a la educación con un 13% del presupuesto nacional.

No es la primera vez que el Banco mundial elogia el sistema educativo de Cuba. En un informe anterior, la organización recordaba la excelencia del sistema social de la isla:

“Cuba es internacionalmente reconocida por sus éxitos en los campos de la educación y la salud, con un servicio social que supera el de la mayor parte de los países en vías de desarrollo y en ciertos sectores se compara al de los países desarrollados. Desde la Revolución Cubana en 1959 y el subsecuente establecimiento de un Gobierno comunista con partido único, el país ha creado un sistema de servicios sociales que garantiza el acceso universal a la educación y a la salud, proporcionado por el Estado.

Este modelo ha permitido a Cuba alcanzar la alfabetización universal, erradicar ciertas enfermedades, acceso general al agua potable y salubridad pública de base, una de las tasas de mortalidad infantil más bajas de la región y una de las más largas esperanzas de vida. Una revisión de los indicadores sociales de Cuba revela un mejoramiento casi continuo de 1960 hasta 1980.

Varios indicadores principales, como la esperanza de vida y la tasa de mortalidad infantil, siguieron mejorando durante la crisis económica del país en los años 90 [...]. En la actualidad la prestación social de Cuba es una de las mejores del mundo en vías de desarrollo, como documentan numerosas fuentes internacionales, incluidas la Organización Mundial de la Salud, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y otras agencias de la ONU, y el Banco Mundial. […]

Cuba supera ampliamente a la vez a América Latina y el Caribe y a otros países con ingreso intermedio en los indicadores principales: educación, salud y salubridad pública”.

El Banco Mundial recuerda que la elaboración de buenos sistemas educativos es vital para el porvenir de América Latina y el Caribe. Subraya también el ejemplo de Cuba, que ha alcanzado la excelencia en este campo y es el único país del continente que dispone de un cuerpo docente de alta calidad. Estos resultados se explican por la voluntad política de la dirección del país caribeño de ubicar a la juventud en el centro del proyecto de sociedad, dedicando los recursos necesarios a la adquisición de saberes y competencias.

A pesar de los recursos limitados de una nación del Tercer Mundo y el estado de sitio económico que le impone Estados Unidos desde hace más de medio siglo, Cuba, basándose en el adagio de José Martí, su Apóstol y Héroe Nacional, “ser culto para ser libre”, demuestra que una educación de calidad está al alcance de todas las naciones.

Notas

1. Barbara Bruns & Javier Luque, Profesores excelentes. Cómo mejorar el aprendizaje en América Latina y el Caribe, Washington, Banco Mundial, 2014.http://www.bancomundial.org/content… (sitio consultado el 30 de agosto de 2014). 2. Ibid. 3. Ibid. 4. Ibid. 5. Salim Lamrani, Cuba : les médias face au défi de l’impartialité, Paris, Estrella, 2013, p. 40. 6.Ibid., p. 87-88

*Dr. Salim Lamrani, profesor universitario, investigador, escritor, especialista en relaciones Cuba-EE.UU.

Enviado por el autor a: Martianos-Hermes-Cubainformación

La medicina en la encrucijada de las farmaceuticas transnacionales.

3 octubre, 2014

ENTREVISTA | ALLEN FRANCES

“Convertimos problemas cotidianos en trastornos mentales”

Catedrático emérito de la Universidad de Duke, dirigió la considerada ‘biblia’ de los psiquiatras

Allen Frances (Nueva York, 1942) dirigió durante años el Manual Diagnóstico y Estadístico (DSM), en el que se definen y describen las diferentes patologías mentales. Este manual, considerado la biblia de los psiquiatras, es revisado periódicamente para adaptarlo a los avances del conocimiento científico. El doctor Frances dirigió el equipo que redactó el DSM IV, a la que siguió una quinta revisión que amplió considerablemente el número de entidades patológicas. En su libro ¿Somos todos enfermos mentales? (Ariel, 2014) hace autocrítica y cuestiona que el considerado como principal referente académico de la psiquiatría colabore en la creciente medicalización de la vida.

Pregunta. En el libro entona un mea culpa, pero aún es más duro con el trabajo de sus colegas en el DSM V. ¿Por qué?

Respuesta. Nosotros fuimos muy conservadores y solo introdujimos dos de los 94 nuevos trastornos mentales que se habían sugerido. Al acabar, nos felicitamos, convencidos de que habíamos hecho un buen trabajo. Pero el DSM IV resultó ser un dique demasiado endeble para frenar el empuje agresivo y diabólicamente astuto de las empresas farmacéuticas para introducir nuevas entidades patológicas. No supimos anticiparnos al poder de las farmacéuticas para hacer creer a médicos, padres y pacientes que el trastorno psiquiátrico es algo muy común y de fácil solución. El resultado ha sido una inflación diagnóstica que produce mucho daño, especialmente en psiquiatría infantil. Ahora, la ampliación de síndromes y patologías en el DSM V va a convertir la actual inflación diagnóstica en hiperinflación.

P. ¿Todos vamos a ser considerados enfermos mentales?

R. Algo así. Hace seis años coincidí con amigos y colegas que habían participado en la última revisión y les vi tan entusiasmados que no pude por menos que recurrir a la ironía: habéis ampliado tanto la lista de patologías, les dije, que yo mismo me reconozco en muchos de esos trastornos. Con frecuencia me olvido de las cosas, de modo que seguramente tengo una predemencia; de cuando en cuando como mucho, así que probablemente tengo el síndrome del comedor compulsivo, y puesto que al morir mi mujer, la tristeza me duró más de una semana y aún me duele, debo haber caído en una depresión. Es absurdo. Hemos creado un sistema diagnóstico que convierte problemas cotidianos y normales de la vida en trastornos mentales.

P. Con la colaboración de la industria farmacéutica…

No supimos anticiparnos al poder de las farmacéuticas para crear nuevas enfermedades

R. Por supuesto. Gracias a que se les permitió hacer publicidad de sus productos, las farmacéuticas están engañando al público haciendo creer que los problemas se resuelven con píldoras. Pero no es así. Los fármacos son necesarios y muy útiles en trastornos mentales severos y persistentes, que provocan una gran discapacidad. Pero no ayudan en los problemas cotidianos, más bien al contrario: el exceso de medicación causa más daños que beneficios. No existe el tratamiento mágico contra el malestar.

P. ¿Qué propone para frenar esta tendencia?

R. Controlar mejor a la industria y educar de nuevo a los médicos y a la sociedad, que acepta de forma muy acrítica las facilidades que se le ofrecen para medicarse, lo que está provocando además la aparición de un mercado clandestino de fármacos psiquiátricos muy peligroso. En mi país, el 30% de los estudiantes universitarios y el 10% de los de secundaria compran fármacos en el mercado ilegal. Hay un tipo de narcóticos que crean mucha adicción y pueden dar lugar a casos de sobredosis y muerte. En estos momentos hay ya más muertes por abuso de medicamentos que por consumo de drogas.

P. En 2009, un estudio realizado en Holanda encontró que el 34% de los niños de entre 5 y 15 años eran tratados de hiperactividad y déficit de atención. ¿Es creíble que uno de cada tres niños sea hiperactivo?

R. Claro que no. La incidencia real está en torno al 2%-3% de la población infantil y sin embargo, en EE UU están diagnosticados como tal el 11% de los niños y en el caso de los adolescentes varones, el 20%, y la mitad son tratados con fármacos. Otro dato sorprendente: entre los niños en tratamiento, hay más de 10.000 que tienen ¡menos de tres años! Eso es algo salvaje, despiadado. Los mejores expertos, aquellos que honestamente han ayudado a definir la patología, están horrorizados. Se ha perdido el control.

P. ¿Y hay tanto síndrome de Asperger como indican las estadísticas sobre tratamientos psiquiátricos?

R. Ese fue uno de los dos nuevos trastornos que incorporamos en el DSM IV y al poco tiempo el diagnóstico de autismo se triplicó. Lo mismo ocurrió con la hiperactividad. Nosotros calculamos que con los nuevos criterios, los diagnósticos aumentarían en un 15%, pero se produjo un cambio brusco a partir de 1997, cuando las farmacéuticas lanzaron al mercado fármacos nuevos y muy caros y además pudieron hacer publicidad. El diagnóstico se multiplicó por 40.

P. La influencia de las farmacéuticas es evidente, pero un psiquiatra difícilmente prescribirá psicoestimulantes a un niño sin unos padres angustiados que corren a su consulta porque el profesor les ha dicho que el niño no progresa adecuadamente, y temen que pierda oportunidades de competir en la vida. ¿Hasta qué punto influyen estos factores culturales?

Los seres humanos hemos sobrevivido millones de años gracias a la capacidad de afrontar la adversidad

R. Sobre esto he de decir tres cosas. Primero, no hay evidencia a largo plazo de que la medicación contribuya a mejorar los resultados escolares. A corto plazo, puede calmar al niño, incluso ayudar a que se centre mejor en sus tareas. Pero a largo plazo no ha demostrado esos beneficios. Segundo: estamos haciendo un experimento a gran escala con estos niños, porque no sabemos qué efectos adversos pueden tener con el tiempo esos fármacos. Igual que no se nos ocurre recetar testosterona a un niño para que rinda más en el fútbol, tampoco tiene sentido tratar de mejorar el rendimiento escolar con fármacos. Tercero: tenemos que aceptar que hay diferencias entre los niños y que no todos caben en un molde de normalidad que cada vez hacemos más estrecho. Es muy importante que los padres protejan a sus hijos, pero del exceso de medicación.

P. ¿En la medicalización de la vida, no influye también la cultura hedonista que busca el bienestar a cualquier precio?

R. Los seres humanos somos criaturas muy resilientes. Hemos sobrevivido millones de años gracias a esta capacidad para afrontar la adversidad y sobreponernos a ella. Ahora mismo, en Irak o en Siria, la vida puede ser un infierno. Y sin embargo, la gente lucha por sobrevivir. Si vivimos inmersos en una cultura que echa mano de las pastillas ante cualquier problema, se reducirá nuestra capacidad de afrontar el estrés y también la seguridad en nosotros mismos. Si este comportamiento se generaliza, la sociedad entera se debilitará frente a la adversidad. Además, cuando tratamos un proceso banal como si fuera una enfermedad, disminuimos la dignidad de quienes verdaderamente la sufren.

P. Y ser etiquetado como alguien que sufre un trastorno mental, ¿no tiene también consecuencias?

R. Muchas, y de hecho cada semana recibo correos de padres cuyos hijos han sido diagnosticados de un trastorno mental y están desesperados por el perjuicio que les causa la etiqueta. Es muy fácil hacer un diagnóstico erróneo, pero muy difícil revertir los daños que ello conlleva. Tanto en lo social como por los efectos adversos que puede tener el tratamiento. Afortunadamente, está creciendo una corriente crítica con estas prácticas. El próximo paso es concienciar a la gente de que demasiada medicina es mala para la salud.

P. No va a ser fácil…

R. Cierto, pero el cambio cultural es posible. Tenemos un magnífico ejemplo: hace 25 años, en EE UU el 65% de la población fumaba. Ahora, lo hace menos del 20%. Es uno de los mayores avances en salud de la historia reciente, y se ha conseguido por un cambio cultural. Las tabacaleras gastaban enormes sumas de dinero en desinformar. Lo mismo que ocurre ahora con ciertos medicamentos psiquiátricos. Costó mucho hacer prosperar la evidencia científica sobre el tabaco, pero cuando se consiguió, el cambio fue muy rápido.

P. En los últimos años las autoridades sanitarias han tomado medidas para reducir la presión de los laboratorios sobre los médicos. Pero ahora se han dado cuenta de que pueden influir sobre el médico generando demanda en el paciente.

R. Hay estudios que demuestran que cuando un paciente pide un medicamento, hay 20 veces más posibilidades de que se lo prescriban que si se deja simplemente a decisión del médico. En Australia, algunos laboratorios requerían para el puesto de visitador médico a personas muy agraciadas, porque habían comprobado que los guapos entraban con más facilidad en las consultas. Hasta ese punto hemos llegado. Ahora hemos de trabajar para lograr un cambio de actitud en la gente.

P. ¿En qué sentido?

R. Que en vez de ir al médico en busca de la píldora mágica para cualquier cosa, tengamos una actitud más precavida. Que lo normal sea que el paciente interrogue al médico cada vez que le receta algo. Preguntar por qué se lo prescribe, qué beneficios aporta, qué efectos adversos tendrá, si hay otras alternativas. Si el paciente muestra una actitud resistente, es más probable que los fármacos que le receten estén justificados.

P. Y también tendrán que cambiar hábitos.
R. Sí, y déjeme decirle un problema que he observado. ¡Tienen que cambiar los hábitos de sueño! Sufren ustedes una falta grave de sueño y eso provoca ansiedad e irritabilidad. Cenar a las 10 de la noche e ir a dormir a las 12 o la una tenía sentido cuando hacían la siesta. El cerebro elimina toxinas por la noche. La gente que duerme poco tiene problemas, tanto físicos como psíquicos.

Fuente  :pais.com/sociedad/2014/09/26/actualidad/1411730295_336861.html

 
 EL ESTADO DEL MALESTAR

Colgados de los ansiolíticos

El consumo de medicamentos psiquiátricos aumenta a pesar de que las patologías mentales permanecen estables

La tristeza no es una enfermedad. Sentir dolor por la muerte de alguien querido no es patológico. Y temblar cuando se habla en público por primera vez, tampoco. La vida no se puede tratar con pastillas y, sin embargo, cada vez recurrimos más a ellas para combatir lo que no es otra cosa que el simple malestar de vivir. En lugar de asumir por la mañana los nubarrones con un “buenos días tristeza”, corremos al médico para que nos recete antidepresivos. Y en lugar de encararnos con el jefe tóxico que nos acosa, corremos al psiquiatra en busca de ansiolíticos.

En 10 años se ha producido en España un aumento del consumo de medicamentos psiquiátricos que no está justificado. De hecho, la mayoría de las patologías mentales de causa endógena tienen una incidencia estable en el tiempo y similar en todo tipo de sociedades. Lo que sí puede aumentar es la incidencia de trastornos transitorios de carácter reactivo, la depresión causada por estrés, por ejemplo. Pero ni siquiera eso explica el aumento que se ha observado en la prescripción. No hay en España, país alegre y soleado donde los haya, por mucho que apriete la crisis, tanta depresión como indican las ventas de Prozac y otros antidepresivos. Ni se justifica que en las estadísticas de la OCDE, España figure en segundo lugar en consumo de tranquilizantes.

¿Qué ha propiciado este salto tan espectacular de lo que podríamos denominar psiquiatría de complacencia? La presión de la industria farmacéutica, con su estrategia de ganar mercados a costa de crear nuevos síndromes, es señalada por muchos autores como el desencadenante de la espiral medicalizadora. Resulta más barato y más lucrativo crear nuevos mercados para viejos principios activos reciclados como nuevos fármacos que encontrar nuevos tratamientos. Después de alertar en el Britihs Medical Journal en 2002 (Selling sickness: the pharmaceutical industry and disease mongering), Ray Moynihan hurgó en varios libros e investigaciones los mecanismos que han llevado a etiquetar como enfermedades procesos que no lo son: desde la fobia social al síndrome de las piernas inquietas. La psiquiatría infantil, con el espectacular aumento del diagnóstico de autismo e hiperactividad, ha resultado el campo mejor abonado.

La presión de la industria farmacéutica es señalada por muchos autores como el desencadenante de la espiral medicalizadora

Pero aunque es fácil colocarle a la industria farmacéutica la etiqueta de villana, no es el único factor. Y en ocasiones, ni siquiera el más importante. Desde la salud pública se dice que somos lo que comemos, pero más que nada somos lo que pensamos. Autores como Byung-Chul Han o Zygmunt Bauman nos dan, desde la sociología y la filosofía, claves que ayudan a explicar mejor el fenómeno. Por un lado, como dice Han en La sociedad del cansancio, las consecuencias de dejar atrás la organización social disciplinaria, en la que si uno cumple con su deber podrá vivir satisfecho, para sumergirnos en la sociedad del rendimiento, cuyo paradigma es ese individuo exhausto por una competitividad autoimpuesta y sin límite que le obliga a estar siempre alerta y siempre en forma, y que percibe cualquier distracción o contratiempo como una amenaza para su carrera. Si fracasa, será por su culpa. Para Bauman, en estos tiempos hipercompetitivos, los que no siguen quedan excluidos, y eso crea mucha angustia. La gente ve la vida como el juego de las sillas, en el que un momento de distracción “puede comportar una derrota irreversible”. Y así es cómo, “incapaces de controlar la dirección y la velocidad del coche que nos lleva, nos dedicamos a escrutar los siete signos del cáncer, los cinco síntomas de la depresión, los fantasmas de la hipertensión o el colesterol, y nos entregamos a la compra compulsiva de salud”.

Todo eso, en el marco de una cultura que fomenta el consumismo y el individualismo hedonista, que produce individuos exigentes, impacientes y con escasa tolerancia a la frustración y que, como advirtió Daniel Callahan, director del proyecto Los Fines de la Medicina, del Hastings Center de Nueva York, esperan de la medicina aquello que esta no les puede dar. Esos individuos son muy vulnerables a la publicidad, abierta o encubierta, que les ofrece el recurso a las pastillas como el elixir mágico que les ayudará a construir una burbuja de felicidad, aunque sea inducida por la química.

La mayor parte de esa presión se canaliza hacia la consulta del médico de cabecera, que muchas veces solo tiene el talonario de recetas para hacer frente a tan perentorias demandas. Pero los medicamentos no son inocuos. Barbara Starfield, de la Universidad John Hopkins, señalaba ya en 2002 en To err is human que la iatrogenia de los tratamientos era la tercera causa de muerte en Estados Unidos. El problema es que, como indica Enrique Gavilán, médico de familia que ha investigado los procesos de medicalización, si no se hace un seguimiento adecuado, algunos de estos fármacos crean dependencia. Y ahí tenemos una nueva forma de hacerse adicto. Andreu Segura, especialista en salud pública, lamenta que la sociedad no sea consciente de que las pastillas pueden ayudar cuando son necesarias, pero también tienen efectos adversos, y eso es lo único que producen cuando se recetan sin justificación. Pero mientras nos excedemos en la prescripción en procesos que no son patológicos, hay al mismo tiempo muchos enfermos con verdaderas enfermedades mentales que ni siquiera están tratados. Para Antoni Bulbena, jefe del Departamento de Psiquiatría de la UAB, esa es la gran e injusta paradoja de este historial. Al final, unos sufren por demasiado medicados y otros por demasiado poco.

Fuente:http://sociedad.elpais.com/sociedad/2014/09/26/actualidad/1411732159_601236.html

Evaluación del Programa nacional de prevención y atención a la conducta suicida infanto-juvenil.

19 septiembre, 2014

Vincent_Van_Gogh_0013

Inicio > Vol 18, No 1 (2014) > Portieles Sánchez

Evaluation of the national program of prevention and attention to infantile- juvenile suicide behaviour

MSc. Dra. Lizbeth Portieles Sánchez1, MSc. Maité Rodríguez Villavicencio2, MSc .Dra. Ester Obdulia Rivero Álvarez3

1. Especialista de Primer Grado en Higiene y Epidemiología. Máster en Enfermedades Infecciosas. Policlínico “Capitán Roberto Fleites”. Santa Clara, Villa Clara. Cuba. Correo electrónico: bibcrsc@capiro.vcl.sld.cu
2. Especialista de Primer Grado en Higiene y Epidemiología. Hospital Universitario Ginecoobstétrico “Mariana Grajales”. Santa Clara, Villa Clara. Cuba. Correo electrónico: ania@hmmg.vcl.sld.cu
3. Especialista de Segundo Grado en Higiene y Epidemiología. Máster en Enfermedades Infecciosas. Asistente. Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología. Santa Clara, Villa Clara. Cuba.

La conducta suicida es un problema mundial;1-3 sin embargo, es prevenible.3-5 Existe un incremento de las tasas de suicidio en la población joven.6-8 En Cuba, el suicidio en el adolescente ocupa entre el segundo y tercer lugares en la mortalidad,9 y por cada suicidio en adolescentes, lo intentan 90.10

Se realizó una investigación en Sistemas y Servicios de Salud de tipo descriptiva, con el objetivo de evaluar algunos aspectos del Programa nacional de prevención y atención a la conducta suicida en la infancia y la adolescencia, en el municipio Santa Clara, durante el año 2010. La muestra estuvo constituida por todos los pacientes en edad infanto-juvenil que cometieron intento suicida en el año 2009, un familiar de primero o segundo grados del paciente o su tutor, miembros del equipo básico de salud (EBS) de los consultorios médicos de la familia (CMF) correspondientes a estos pacientes, los vicedirectores de Higiene y Epidemiología de las seis áreas de salud ubicadas en la zona urbana del municipio Santa Clara, así como el director Municipal de Salud. Para la realización del examen de competencia, se realizó una muestra intencional al total de los médicos y enfermeras del EBS y a los seis vicedirectores. Los instrumentos fueron validados por criterios de expertos. Se obtuvo el consentimiento de los que iban a formar parte del estudio.

Existen recursos humanos suficientes para el desempeño del programa en los policlínicos. En todos, se encuentran cubiertos los CMF tipo I por médicos y enfermeros; además, la totalidad de los CMF tipo II tienen enfermeros; ambos cuentan con un Vicedirector de Higiene y Epidemiología. Los grupos básicos de trabajo incluyen un trabajador social. En todos los equipos de salud mental (ESM) de las áreas ofrece su servicio un psiquiatra infanto-juvenil. En el policlínico “Capitán Roberto Fleites”, se impartieron los diplomados “Depresión y conducta suicida” y “Salud mental y comunidad”; la matrícula se hizo extensiva al municipio. La plantilla del Servicio de Salud Mental en el Hospital Pediátrico se encuentra completa. El Centro Integral de Atención al Adolescente carece de un jefe de servicio de Psiquiatría Infantil, y la plantilla está cubierta al 85,71 %; por ello, se considera incompleta, ya que no cubre el estándar prefijado (90%). Existen responsables designados para la ejecución del programa en los niveles municipales y provinciales. Asimismo, están destinados los recursos humanos para la creación del grupo provincial de psiquiatría infanto-juvenil.

Solo el 25,27 % de los profesionales fueron competentes y competentes con insuficiencias. Los residentes de la especialidad de Medicina General Integral (MGI) fueron los únicos profesionales que obtuvieron calificaciones de competentes en el 25,0 % de los examinados. El 16,67 % de los vicedirectores de Higiene y Epidemiología de las áreas de salud recibieron evaluación de competentes con insuficiencias. De los médicos del EBS evaluados, solo fueron competentes o competentes con insuficiencias el 33,93 %. Con relación a los enfermeros, resultaron competentes con insuficiencias el 12,12 %. En ninguno de los policlínicos evaluados, los profesionales que obtuvieron categoría de competentes o de competentes con insuficiencias alcanzaron el estándar prefijado. Aquellos donde el personal competente alcanzó resultados superiores a los obtenidos en el municipio (25,27%) fueron las áreas del “José Ramón León Acosta” con 58,82 %, “Capitán Roberto Fleites” (40,0 %) y “Marta Abreu” (30,0 %).

Solo el 3,16 % de los examinados refirieron haber recibido capacitación.

La biblioteca del policlínico “José Ramón León Acosta” es la única que tiene el programa, para que el usuario pueda acceder a él en formato digital o impreso. Todas las unidades de atención primaria de salud (APS) tienen un local destinado para el ESM. Existen tarjetas de notificación disponibles, mediante el modelo oficial 84-01-01, en la totalidad de las áreas de salud y las unidades de atención secundaria.

Con relación a la evaluación de estructura de los 15 indicadores evaluados, alcanzaron resultados satisfactorios 12 (80,0 %). El indicador es el límite inferior del estándar establecido; a pesar de los resultados matemáticos, existen algunas deficiencias estructurales en el programa que pudieran repercutir en su buen desempeño.

De los intentos suicidas informados, fueron hospitalizados solo el 90,53 %. Acudieron a las áreas de atención secundaria el 88,41 % de los pacientes. De estos, fueron hospitalizados el 91,67 %; el menor porcentaje de ingresos se halló en los que asistieron a las unidades de atención primaria (81,82 %). Permanecieron hospitalizados por más de 24 horas el 97,67 % de los pacientes que fueron internados; este indicador no cumple el estándar prefijado; sí lo cumplieron los hospitales “José Luis Miranda” y “Celestino Hernández Robau”. En todas las unidades de APS se hallaron deficiencias con el archivado del resumen de la atención, recibido al realizarse el alta médica. La información de la tentativa de suicidio en la edad infanto-juvenil ha sido recibida por el ESM y registrada en un 51,58 % de los casos. Las áreas que mayor cantidad de comportamientos autodestructivos han notificado son “Marta Abreu” y “Santa Clara” con un 76,47 y 72,73 % cada una. Solo fueron atendidos por algún personal de salud el 66,31 % de los pacientes: el 44,57 % por los ESM y el 21,74 % por otro personal de salud. Los ESM siguieron la evolución de todos los pacientes registrados por haber intentado suicidarse en las áreas del “Chiqui Gómez Lubián”, “José Ramón León Acosta” y “Santa Clara”. Existe demora entre el momento del intento suicida y la primera interconsulta por el personal de salud, pues solo el 32,63 % de los pacientes fueron atendidos en un plazo menor de 30 días, luego de la tentativa. La constancia gráfica de la discusión de estos sucesos en el área de salud fue hallada en el 22,11 %. Este indicador no cumple el estándar establecido. Los policlínicos “Capitán Roberto Fleites” y “XX Aniversario” carecían del archivo de discusiones realizadas. Solo se discutieron el 51,22 % de los intentos suicidas interconsultados por el ESM. El área del “Santa Clara” realizó la discusión del 72,73 % de los pacientes que intentaron suicidarse. Solo dicho policlínico discutió el 100,0 % de los pacientes a los que se interconsultó. Solamente se realizó el seguimiento por un año al 9,78 % de los pacientes, dos de ellos por el ESM del área y siete por otro personal de salud; la información relativa a 49 intentos suicidas (51,58 %) fue recogida por el ESM del área; sin embargo, únicamente 13 fueron atendidos por el EBS en cualquier momento, pasado el mes en que debieron ser consultados, y de ellos, 11 (11,58 %) dentro del primer mes, luego de haber cometido el intento. Los EBS correspondientes a los pacientes afectados solo visitaron a tres de los pacientes (3,26 %) durante el internamiento en el servicio de salud mental.

Solo fueron dispensarizados como riesgos, previo a la comisión del primer intento suicida, el 3,26 %. Fue seguido por un año o más por el EBS solo un paciente del área del “Marta Abreu”. El 21,74 % de los pacientes carecían de historia clínica. Solo se encuentran archivados en el departamento de estadística de la Dirección Provincial de Salud (DPS) 87 notificaciones de intento suicida (94,57 %). El indicador no cumple el estándar prefijado. Al revisarse las hojas de cargo, se encontró que habían cometido intento suicida 15 pacientes más de los que se habían informado, por lo que estos no recibieron el adecuado seguimiento por el área de salud. Asimismo, se hallaron dificultades en el llenado de los campos de dicho documento. Ninguno de los integrantes del EBS que fue entrevistado refiere considerar el intento suicida en la edad infanto-juvenil como un problema de su área de salud. Solo el análisis de la situación de salud del policlínico “Marta Abreu” reconoce el intento suicida como un problema del área, lo que no sucedió con el resto de las áreas, ni del municipio. La evaluación de proceso del Programa se considera no satisfactoria.

Repitieron la tentativa, al menos, el 26,09 % de los pacientes. El 95,79 % de los familiares refirieron estar satisfechos con la atención hospitalaria, el 92,32 % estuvieron satisfechos con el seguimiento del ESM u otro personal especializado. Solo el 20,65 % de estos manifestaron su satisfacción con el seguimiento del EBS. La tasa municipal en Santa Clara en el año 2009 fue de 191,85 intentos suicidas por cada 100 000 habitantes menores de veinte años. Sobrepasaron dicha tasa los policlínicos “Marta Abreu” con 287,17, “José Ramón León Acosta” con 220,54 y “Chiqui Gómez Lubián” con 214,03 tentativas por cada 100 000l habitantes menores de veinte años. Fueron evaluados cinco indicadores de resultados; de estos, fueron satisfactorios solamente dos, por lo que se alcanzó un indicador de 40, que se considera insatisfactorio.

Solo el policlínico “José Ramón León Acosta” alcanzó resultados satisfactorios en la evaluación de estructura. Ninguna de las unidades de APS obtuvo esta evaluación en proceso y resultados. La evaluación general del programa en las áreas de salud fue no satisfactoria.

De 93 indicadores, solo 14 se evaluaron como satisfactorios.

Es necesario reestructurar el programa, teniendo en cuenta la situación actual del municipio, y hacer énfasis en la edad infanto-juvenil por la elevada incidencia en estas edades de la conducta suicida.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Arias Gutiérrez M, Marcos Fernández SG, Martín Jiménez M, Arias Gutiérrez JM, Deronceré Tamayo O. Modificación de conocimientos sobre conducta suicida en adolescentes y adultos jóvenes con riesgo. Medisan [internet]. 2009 ene. [citado 12 jun. 2009]; 13(1):[aprox. 6 p.]. Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/san/vol13_1_09/san05109.htm

2. Noa López J, Miranda Vázquez M. Factores de riesgo de intento suicida en adolescentes. Medisan [internet]. 2010 mar.-abr. [citado 1 abr. 2011];14(3):[aprox. 5 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1029- 30192010000300011&lng=es&nrm=iso

3. Mardomingo Sanz MJ. Factores pronósticos y evolución a largo plazo de los intentos de suicidio. Rev Psquiatr Infanto-Juv. 2008;25:38-40.

4. Cervantes P W, Melo Hernández E. El suicidio en los adolescentes: un problema en crecimiento. Duazary [internet]. 2008 [citado 20 oct. 2009];5(2):[aprox. 7 p.]. Disponible en: http://www.imbiomed.com/1/1/articulos.php?method=showDetail&id_articulo=53978&id_seccion=2268&id_ejemplar=5470&id_revista=127

5. Limia Núnez Y, Rodríguez Pérez D, Parras García M, Solis Yero ME. Preparación de los equipos básicos de salud para prevenir la conducta suicida en la adolescencia. Innov Tecnológ [internet]. 2009 [citado 1 de Abril del 2011]; 15(Especial):[aprox. 8 p.]. Disponible en: http://innovaciontec.idict.cu/innovacion/article/view/188/189

6. Quinteros GN, Riquelme CR, Riquelme PP, Loayza SS. Epidemiología del intento suicida adolescente. Rev Chil Est Med. 2008;5(1):19-26.

7. Sabina Roméu B, Sáez ZM, Fuentes García ML, Hernández Muñoz NI, Sarmiento García D. Morbilidad de los pacientes hospitalizados en el Servicio de Psiquiatría Infantil y Juvenil de Cienfuegos. Medisur [internet]. 2010 ene.-feb. [citado 24 abr. 2011];8(1):[aprox. 8 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1727-897X2010000100003&lng=es&nrm=iso

8. Álvarez Toste M, Hernández Bernal F, Castillo Hernández N, Hernández Álvarez Y, Sibila González ME, Castro Masson CR, et al. Algunos factores de riesgo en la adolescencia, hallazgos en un área de salud. Rev Cubana Hig Epidemiol [internet]. 2008 sep.-dic. [citado 12 jun. 2009];46(3):[aprox. 5 p.]. Disponible en: http://www.bvs.sld.cu/revistas/hie/vol46_3_08/hie07308.htm

9. Castellanos Luna T, Carrillo Alfonso T, Cuervo Socarrás N, Molinet Arozarena H. Intento suicida en el niño y en el adolescente. Rev Hosp Psiquiátr Habana [internet]. 2007 [citado 12 jun. 2009];4(3):[aprox. 6 p.]. Disponible en: http://www.revistahph.sld.cu/hph0307/hph030607.html

10. Areiza Sánchez Y. Posibles causas del intento suicida y del suicidio en niños y adolescentes. Poiésis [internet]. 2008 jun. [citado 20 oct. 2009];8(15) [aprox. 6 p.]. Disponible en: http://www.funlam.edu.co/revistas/index.php/poiesis/article/viewFile/296/285

Recibido: 12 de febrero de 2013
Aprobado: 18 de mayo de 2013

MSc. Dra. Lizbeth Portieles Sánchez. Especialista de Primer Grado en Higiene y Epidemiología. Máster en Enfermedades Infecciosas. Policlínico “Capitán Roberto Fleites”. Santa Clara, Villa Clara. Cuba. Correo electrónico: bibcrsc@capiro.vcl.sld.cu

COMUNICACIÓN

Prevención del suicidio en adolescentes de un área de salud de Santiago de Cuba.

19 septiembre, 2014

Vincent_Willem_van_Gogh_107

MEDISANversión ISSN 1029-3019

MEDISAN vol.17 no.1 Santiago de Cuba ene. 2013

Suicide prevention in adolescents in a health area of Santiago de Cuba

Lic. Flavia Rodríguez Almaguer,I MsC. Yasmín Mok Olmo,I Lic. Licet Cuervo BelloI y MsC. Orestes Dominador Rodríguez AriasII

I Hospital General Docente “Dr. Juan Bruno Zayas Alfonso”, Santiago de Cuba, Cuba.
II Hospital Clinicoquirúrgico Docente “Dr. Joaquín Castillo Duany”, Santiago de Cuba, Cuba.


RESUMEN

Se realizó una investigación exploratoria en algunos miembros del personal sanitario (una psicóloga y 6 médicos de familia) perteneciente al área de salud del Policlínico Universitario “Julián Grimau García” de Santiago de Cuba, de diciembre de 2011 a marzo de 2012, que presentó los índices más elevados de intento de suicidio en la adolescencia durante el 2011, a fin de determinar los problemas existentes en la prevención de ese comportamiento, para lo cual se utilizó la metodología cualitativa, específicamente el diseño de campo y los métodos: observación, entrevista en profundidad y cuestionario. Los resultados evidenciaron una atención psicológica sin adecuados enfoques preventivo y comunitario, irregularidades en la atención por psiquiatría, poca implicación de la familia y desvinculación de la escuela. En general, hubo dificultades en la aplicación del Programa Nacional para la Prevención y Atención de la Conducta Suicida, lo que estuvo unido a la necesidad de aprendizaje sobre el tema y de mayor sensibilización al respecto, así como a la sobrecarga laboral en los profesionales.

Palabras clave: adolescencia, intento de suicidio, suicidio, Programa Nacional para la Prevención y Atención de la Conducta Suicida, atención primaria de salud.


ABSTRACT

Exploratory research was conducted in some medical personnel (a psychologist and 6 family doctors) belonging to the health area of “Julián Grimau García” University Polyclinic of Santiago de Cuba, from December 2011 to March 2012, which had the highest rates of suicide attempt in the adolescence during 2011, in order to identify problems in the prevention of such behavior, so that the qualitative methodology was used, specifically the field design and methods: observation, interviews in depth and questionnaire. The results showed a psychological treatment without appropriate preventive and community approaches, irregularities in psychiatry care, little family involvement and disengagement from school. Overall, there were difficulties in the implementation of the National Program for the Prevention and Treatment of Suicidal Behavior, which was linked to the need for learning about the subject and for greater awareness in this respect, as well as to excessive workload in the professionals.

Key words: adolescence, suicide attempt, suicide, National Program for the Prevention and Treatment of Suicidal Behavior, primary health care.


INTRODUCCIÓN

Cada año, aproximadamente un millón de personas se suicidan, lo cual representa una muerte por minuto y casi 3 000 muertes diarias. Por cada suicidio que ocurre, hay de 10 a 20, o más, intentos de suicidio; de igual manera, en muchos países, es una de las 3 principales causas de fallecimiento en los adolescentes con edades de 15 a 24 años.1,2

Durante las últimas décadas, en Cuba se han incrementado las tentativas de quitarse la vida en jóvenes menores de 20 años, según los datos del Anuario Estadístico de 2010 del Ministerio de Salud Pública,3 por lo que en el país se desarrollan los esfuerzos para reducir este indicador.

Al respecto, en el 2011, en Santiago de Cuba hubo un total de 111 intentos de suicidio en niños y adolescentes del grupo etario de 10 a 15 años, con un predominio del sexo femenino. El área de salud más afectada fue la del Policlínico Universitario “Julián Grimau García” (Departamento de Estadística. Dirección Municipal de Salud, Santiago de Cuba).

Ante los planteamientos anteriores, surgieron las siguientes interrogantes: ¿Qué acciones preventivas se están aplicando para controlar las incidencias de intentos de suicidio en los adolescentes? ¿Qué elementos pudieran influir de forma negativa en este proceso?

De manera que este estudio tuvo como propósito identificar las dificultades presentes en las acciones de prevención del suicidio en la adolescencia a partir de las estrategias propuestas en el Programa Nacional para la Prevención y Atención de la Conducta Suicida e identificar las necesidades del personal de salud implicado en el Programa.

MÉTODOS

Se efectuó una investigación de alcance exploratorio en algunos miembros del personal de salud perteneciente al área del Policlínico Universitario “Julián Grimau García” de Santiago de Cuba, de enero de 2011 a marzo de 2012, por presentar los índices más elevados de intento de suicidio en la adolescencia durante el 2011, con vistas a determinar las dificultades existentes en la prevención de esa conducta en los adolescentes de dicha área sanitaria.

A través de la exploración se intentó lograr el esclarecimiento y la delimitación de problemas no bien definidos, de modo que se aportaran conocimientos a partir de sus resultados. Asimismo se emplearon:

- La metodología cualitativa, pues desde su visión holística se puede apreciar el escenario y las personas en una perspectiva de totalidad. A partir de su enfoque humanista, se facilita la comprensión de los individuos en su propio marco de referencia, según las experiencias particulares, captadas desde las percepciones, concepciones y actuaciones de quien las protagoniza.

- El diseño de campo, que remitió a la recogida de los datos directamente de la realidad, lo que facilitó su revisión o modificación. De este se seleccionó el diseño cualitativo, en el cual se utilizan las representaciones y los discursos obtenidos como información en las condiciones reales, mediante el análisis y la interpretación de unidades de sentido, que se expresan en la actuación, las creencias, las actitudes y las prácticas.

Se accedió al campo de manera formal, mediante una solicitud de permiso a la directora de Policlínico, en la que se expresaban los objetivos de la investigación y los principios éticos sobre los cuales se fundamentaba; también se aseguraba el anonimato de los participantes. Luego de obtenerse la aprobación, se inició la fase de sondeo para reconocer el contexto físico e iniciar los contactos con el personal encargado de implementar el Programa Nacional para la Prevención y Atención de la Conducta Suicida. Así, se conoció que dicha actividad correspondía a los miembros del equipo de salud mental (ESM), conformado por una psicóloga, que ejercía como jefa, y 2 psicometristas, por lo que se contactó con la primera (considerada como informante-clave) a través de un consentimiento informado. Ella refirió datos relevantes sobre la labor de prevención de la conducta suicida en adolescentes, desarrollada en este centro de salud, e informó además de la participación de los médicos de familia en la acción, los cuales fueron incluidos en el estudio.

Durante el periodo comprendido de enero del 2011 a marzo del 2012, se revisó la información necesaria en el Departamento de Estadísticas de dicha institución y se seleccionaron los consultorios del área con mayor incidencia de intento de suicidio en adolescentes, luego de considerar la hipótesis de que en estos pudieran encontrarse las mayores dificultades. Se contactó con los médicos por una vía informal, quienes accedieron a participar; entonces se convinieron sus roles y se definió la función del investigador como observador externo y evaluador.

En la serie fue empleado el muestreo no probabilístico (o dirigido), en el cual la elección de los elementos no dependía de la probabilidad, sino del criterio del investigador y el proceso de toma de decisiones. Siendo uno de los más usados en la investigación cualitativa, permite realizar una cuidadosa y controlada elección de sujetos con ciertas características específicas, según el problema.

De igual manera, se escogió el muestreo intencional (por criterios), en el que se seleccionaron los sujetos que satisfacían cierta condición previamente establecida, de modo que se consideraron como participantes los profesionales del área de salud que tenían mayor protagonismo en la aplicación del Programa Nacional para la Prevención y Atención de la Conducta Suicida, o sea, el psicólogo del ESM y los médicos de familia de los consultorios que presentaron el mayor número de incidencias de adolescentes con intento de suicidio durante el período de estudio. Luego del proceso de revisión de documentos estadísticos para determinar los consultorios médicos que cumplieran con los criterios señalados, quedaron seleccionados 6 de ellos.

De esta forma el marco muestral quedó constituido por un psicólogo y 6 médicos de familia, y los métodos empleados en la recolección de la información fueron la entrevista en profundidad, aplicada al psicólogo, y el cuestionario, utilizado en los médicos. El cuestionario era de partida unidimensional y constó de 14 preguntas abiertas y cerradas basadas en sus objetivos, cuyas respuestas fueron analizadas cualitativamente. Por otra parte, se emplearon la observación no estructurada en todos los integrantes de la serie y la técnica de análisis de contenido, que posibilitó una descripción profunda de la información, sus características, principios y relaciones, contraria a la mera cuantificación de elementos.

Atendiendo a criterios temáticos y a partir de los resultados del cuestionario y la entrevista, se realizó la categorización, como una técnica de análisis aplicada a los datos generados por la propia investigación, lo que hizo posible clasificar conceptualmente las unidades de un mismo tópico a través de categorías y presentar la información, según su contenido e interpretación. Las categorías fueron definidas a medida que se analizaban los informes por medio de un procedimiento inductivo.

RESULTADOS

Entrevista en profundidad

• Estructuración del equipo de salud mental y configuración del servicio

Hacía 5 años que ejercía como jefe del ESM del Policlínico. Asumió el cargo con un equipo estructuralmente incompleto, compuesto solo por 2 psicometristas y una trabajadora social; las dos primeras habían trabajado junto con ella en las psicometrías de los pacientes, pero la presencia de la última era prácticamente “simbólica”.

La atención de psiquiatría era realizada en consultas semanales por la psiquiatra infanto-juvenil del centro. Dicho servicio presentaba irregularidades, puesto que la especialista era frecuentemente movilizada hacia otras funciones, por lo que los psiquiatras de otras instituciones de salud eran variablemente asignados a prestar este servicio y los pacientes en ocasiones eran remitidos a la Clínica del Adolescente. Al no pertenecer al centro, ni permanecer de forma relativamente estable, los psiquiatras no se involucraban con el trabajo realizado por la psicóloga.

• Capacitación en el Programa y tratamiento de la conducta suicida

No recibió ninguna capacitación sobre el trabajo con el Programa desde el enfoque comunitario, ni sobre la atención específica en la adolescencia, y era la primera vez que trabajaba directamente con este grupo etario. A pesar de haber adquirido conocimientos y experiencia, expresó la necesidad de actualización y profundización en las temáticas correspondientes.

• Dispensarización y prevención del intento de suicidio en adolescentes (ISA)

En la consulta de Psicología solo se atendían los pacientes que eran remitidos por los profesionales de la atención secundaria, luego del egreso hospitalario, lo cual estaba dado en que los médicos de familia no realizaban la pesquisa de los adolescentes con riesgo y solo eran dispensarizados aquellos que ya habían atentado contra su vida. Al no ser identificados los grupos vulnerables, no se efectuaba una adecuada prevención comunitaria.

• Prevención directa y elementos físico-ambientales

Igualmente, en la consulta se llevaban a cabo acciones de intervención que constituían, a la vez, una prevención directa, a través de medidas que ayudaban a resolver los pensamientos suicidas, y se brindaban soluciones alternativas para evitar la reincidencia del hecho. Los pacientes integraban un grupo terapéutico que se conformaba cada 6 meses cuando había un número suficiente de integrantes (de 10 a 15), por lo que quedaba constituido aproximadamente un grupo en el año. Dicho grupo cerrado se realiza durante 3 meses, con una frecuencia semanal, y el principal objetivo era brindar recursos psicológicos para evitar otro intento de suicidio. Estos adolescentes se mantenían asistiendo a consulta durante un año hasta el alta médica. Por su parte, el trabajo grupal estaba condicionado por varios factores que influían negativamente en su estabilidad y eficacia: se realiza en lugares de la institución donde no había suficiente privacidad ni las condiciones físicas necesarias (iluminación, ventilación, entre otras).

• Interés de los adolescentes hacia la terapia grupal

Algunos adolescentes abandonaban el grupo y otros eran inconsistentes en cuanto a la asistencia debido a diferentes motivos: sobrecarga de actividades escolares, poca motivación con la terapia, asuntos personales y familiares, por citar algunos; por lo que muy pocas veces las sesiones se realizaban con todos los miembros y al finalizar la terapia grupal al cabo de los meses, se contaba, quizás, con la mitad de sus miembros iniciales.

• Vínculo de la familia y la escuela en la prevención

Aún no se había podido integrar la familia a la estrategia terapéutica. Los familiares eran citados, pero no acudían con regularidad a los encuentros concertados para la escuela de padres, lo cual mostraba poca implicación con el proceso terapéutico de los jóvenes, quienes mayormente pertenecían a familias disfuncionales. La escuela no estaba vinculada a esta terapia y solo concedía los permisos para ir a las consultas de psicología y algunas sesiones grupales.

• Sobrecarga de trabajo asistencial y docente

La psicóloga refirió que no poseía tiempo suficiente para realizar promoción de salud y prevención del ISA en la comunidad, debido a la cantidad y variedad de trabajo asistencial que desempeñaba en el Policlínico, además de impartir clases dentro y fuera del centro sanitario.

Cuestionario aplicado a los médicos de familia

• Trabajo preventivo realizado por los médicos de familia

Estos reconocían dichas funciones como propias, según lo establecido por el Programa, pero quedaban mayormente limitadas al plano cognitivo y no se realizaba la pesquisa de los adolescentes con riesgo. Por otra parte, señalaban como elemento importante el poco interés de los jóvenes en la participación de actividades como los círculos de adolescentes.

- Conocimiento sobre la conducta suicida en adolescentes

Los conocimientos que poseían habían sido adquiridos durante su formación como médicos, pero no habían recibido una capacitación específica ni habían desarrollado estrategias instructivas en los centros escolares o laborales, o en la comunidad.

- Prioridad otorgada a la prevención de la conducta suicida en adolescentes

En la práctica se priorizaban otros programas de salud mental y control de epidemias en alza, que tenían mayores exigencias y eran más vigiladas por la organizaciones de salud provincial y municipal. Por otra parte, los médicos de familia poseían una baja percepción de la necesidad de prevenir la conducta suicida en adolescentes, sus opiniones e ideas al respecto presentaban poca elaboración, no existía una sensibilización suficiente hacia el problema, de manera que movilizara su comportamiento en el plano profesional.

• Necesidades percibidas de los encuestados respecto a la aplicación de acciones de prevención

La sobrecarga de actividades laborales de diversa índole disminuía el tiempo para la pesquisa de grupos de riesgo y el desarrollo de acciones de educación sanitaria en la comunidad. Manifestaban necesidades de aprendizaje en cuanto a las características de la etapa, los recursos para la comunicación con el adolescente y su familia, así como las habilidades de promoción y prevención. No contaban con un local adecuado y había poco espacio y falta de privacidad en los departamentos existentes.

Observación no estructurada

Se observó que las condiciones laborales eran inadecuadas, pues los locales de trabajo eran pequeños en relación con el número de personas que los utilizaban. Los profesionales presentaban sobrecarga de trabajo, debido a la elevada demanda tanto asistencial como docente que conllevaba el predominio de una urgencia temporal en su comportamiento.

Se evidenciaron, por parte de la psicóloga, manifestaciones que indicaban preocupación hacia el problema del suicidio en los adolescentes; sin embargo, había resignación y pasividad con respecto al abandono de estos del grupo terapéutico y la poca participación e implicación de la familia en el proceso.

Los médicos de familia mostraron expresiones verbales y físicas que denotaban poco conocimiento de la conducta suicida en la adolescencia, con lo cual se constató, además, poca sensibilización hacia el problema. También revelaron inseguridad y evasión sobre los temas relacionados con el control de los factores de riesgo y la prevención en el ámbito comunitario.

DISCUSIÓN

En varios países existen experiencias4,5 de programas escolares para prevenir el suicidio, varias clasificaciones del suicidio, según diferentes criterios,6 así como mecanismos propuestos que pueden conducir a la presentación del acto, entre ellos los hormonales, de duelos, entre otros.7,8

Según Guibert Reyes,9 una actuación preventiva supone conocer las variables que generan el problema y su posible solución, las conductas que se deberían desarrollar y los métodos de cambio de dichas conductas.10

Entre los objetivos específicos del Programa Nacional para la Prevención y Atención de la Conducta Suicida11 se encuentran el establecimiento del sistema de vigilancia y la realización de investigaciones cualitativas y cuantitativas para tipificar la conducta suicida, entre otros, cuyos cumplimientos deberían ser precisados en el área de salud de este estudio.

A partir del conocimiento de los factores de riesgo del intento de suicidio, el médico de la atención primaria estaría en condiciones para detectar aquellos individuos suicidas en potencia y trazar la conducta a seguir para que este paciente sea valorado de forma precoz por profesionales de la salud mental, los que sin objeción, están científicamente más capacitados para profundizar en el diagnóstico nosológico, perturbación y letalidad potencial de la persona con riesgo de autodestrucción, así como la terapéutica que debe ser aplicada, sea hospitalizado o de forma ambulatoria.12

El trabajo realizado ante la conducta suicida en la adolescencia en el Policlínico Universitario “Julián Grimau García” mostró dificultades, a saber: la atención psicológica no presentaba un adecuado enfoque preventivo y comunitario, existían irregularidades en la atención de psiquiatría, el grupo terapéutico “cerrado” retrasaba la participación oportuna del adolescente, había poco interés de los jóvenes hacia la terapia grupal, poca implicación de la familia en las estrategias preventivas y completa desvinculación de la escuela de estas.

Asimismo, se evidenció la necesidad de aprendizaje y la escasez de tiempo por funciones laborales, la poca sensibilización de los médicos de familia hacia el problema del suicidio en la adolescencia, la carencia de locales adecuados para el desarrollo de acciones preventivas y terapéuticas, así como la falta de un equipo completo de salud mental.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Organización Mundial de la Salud. Departamento de Salud Mental y Abuso de Sustancias. Prevención del suicidio, recurso para consejeros. Ginebra: OMS; 2006.

2. Gutiérrez Baró E. Pensamiento, ideas, mitos y realidades. La Habana: Editorial Científico-Técnica; 2010. p. 169.

3. Ministerio de Salud Pública. Dirección Nacional de Registros Médicos y Estadísticas de Salud. Anuario Estadístico de Salud 2010 [monografía en internet]. La Habana: MINSAP; 2010 [citado 23 Dic 2010]. Disponible en:http://bvs.sld.cu/cgi-bin/wxis/anuario/?IsisScript=anuario/iah.xis&tag5003=anuario&tag5021=e&tag6000=B&tag5013=GUEST&tag5022=2010

4. Gojman I. Promoción de salud en la escuela. En: Maddaleno M, Munist MM, Serrano CV, Silbert TJ, Suárez EN, Yenes J. La salud del adolescente y del joven. Washington DC: OPS; 2007. p. 46-56.

5. Organización Mundial de la Salud. El suicidio, un problema de salud pública y sin embargo prevenible. Ginebra: OMS; 2004. Disponible
en:http://www.who.int/mediacentre/news /releases/2004/pr61/es/index.html

6. Domínguez García L. Psicología del desarrollo: adolescencia y juventud. La Habana: Editorial Félix Varela; 2003. p. 107-20.

7. Barcos Pina I, Álvarez Sintes R. Atención al adolescente. En: Álvarez Sintes R, Hernández Cabrera G, Báster Moro JC, García Núñez RD, Louro Bernal I, Céspedes Lantigua LA. Medicina general Integral. La Habana. Editorial Ciencias Médicas; 2008.

8. Macías Placeres LE. Suicidio en adolescentes [citado 21 May 2007]. Disponible
en: http://www.monografias.com/trabajos10/suiad/suiad.shtml

9. Guibert Reyes W. Prevención de la conducta suicida en la APS. Rev Cubana Med Gen Integr. 2002; 18(2): 149-54.

10. Mansilla Izquierdo F. Suicidio y prevención. Palma de Mallorca: Intersalud Neurociencias; 2010 [citado 11 Oct 2011]. Disponible en: http://www.psiquiatria.com/bibliopsiquis/bitstream/10401/3146/1 /suicidio_y_prevencion_fernando_mansilla_izquierdo.pdf

11. Cuba. Ministerio de Salud Pública. Programa Nacional para la Prevención y Atención de la Conducta Suicida. La Habana: MINSAP; 2005.

12. Pérez Barrero S, Reytor Sol F. El suicidio y su atención por el médico de la familia. Rev Cubana Med Gen Integr. 1995 [citado 11 Oct 2011]; 11(4): 156-64. Disponible en:http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21251995000400001

Recibido:6 de junio de 2012.
Aprobado:
24 de junio de 2012.

Flavia Rodríguez Almaguer. Hospital General Docente “Dr. Juan Bruno Zayas Alfonso”, avenida Cebreco, km 1½, reparto Pastorita, Santiago de Cuba, Cuba. Correo electrónico:orestes@medired.scu.sld.cu

ARTÍCULO ORIGINAL

Eficacia de la apiterapia en pacientes con bocio tóxico difuso descompensado moderado

12 septiembre, 2014

abejasFuente original:

MEDISAN

versión ISSN 1029-3019

MEDISAN vol.16 no.3 Santiago de Cuba mar. 2012

Ver articulo original en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1029-30192012000300011&nrm=iso

 http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1029-30192012000300011&nrm=iso

MsC. Olga Lidia Pereira Despaigne

Hospital Provincial Docente Clinicoquirúrgico “Saturnino Lora Torres”, Santiago de Cuba, Cuba.


RESUMEN

Se realizó un estudio de intervención terapéutica en 44 pacientes con bocio tóxico difuso descompensado moderado, atendidos en la Consulta de Endocrinología del Hospital Provincial Docente Clinicoquirúrgico “Saturnino Lora Torres” de Santiago de Cuba, desde marzo del 2008 hasta igual mes del 2010, quienes fueron seleccionados aleatoriamente y luego asignados en 2 grupos de idéntica cantidad de integrantes: el de control, que consumió medicación convencional, y el de estudio, que recibió apiterapia; a fin de determinar la eficacia de la miel de abejas como tratamiento adyuvante. La información fue analizada y procesada mediante las pruebas de hipótesis de Mann Whitney y de comparación de medias, con un error de 5 %, y se obtuvo que la apiterapia resultara más efectiva que la aplicación de los fármacos habituales en la rehabilitación de los afectados, por lo que se sugirió la generalización de su uso a otros servicios de salud.

Palabras clave: bocio tóxico difuso descompensado moderado, miel de abejas, apiterapia, consulta de endocrinología, atención secundaria de salud.


ABSTRACT

A study of therapeutic intervention was carried out in 44 patients with moderate descompensated toxic diffuse goiter, assisted in the Endocrinology Department of “Saturnino Lora Torres” Provincial Teaching Clinical-Surgical Hospital in Santiago de Cuba from March, 2008 to same month of 2010, who were randomly selected and then divided into 2 groups of identical number of cases: the control group with conventional medication, and the study group that received bee therapy; in order to determine the effectiveness of honey as auxiliary treatment. The information was analyzed and processed by means of the hypothesis tests of Mann Whitney and that of means comparison, with an error of 5%, and it was obtained that bee therapy was more effective than the application of the habitual drugs in the rehabilitation of those affected, so that the generalization of its use was suggested to other health services.

Key words: moderate descompensated toxic diffuse goiter, bees’ honey, bee therapy, Endocrinology Department, secondary health care.


INTRODUCCIÓN

El hipertiroidismo es definido como un trastorno funcional del tiroides, caracterizado por la secreción y consiguiente paso a la sangre de cantidades excesivas de hormonas tiroideas T3 y T4, en relación con las necesidades del organismo. Este trastorno, cualquiera que sea su causa y su substrato anatómico, se manifiesta por un cuadro clínico habitual de gran expresividad.1,2

La enfermedad de Graves-Basedow o bocio tóxico difuso representa la entidad clínica más importante de este grupo de afecciones de la tiroides. Es una afectación multisistémica, autoinmune, caracterizada por hiperplasia glandular difusa (bocio), hiperfunción glandular (tirotoxicosis) y oftalmopatía infiltrativa asociada a dermopatía (mixedema).3,4

Respecto a la prevalencia del hipertiroidismo es de 1,1 % en la población mundial y la edad media de presentación es de 48 años, con mayor incidencia en las mujeres (5 veces más que en los hombres.5,6

Hoy se cuenta con 3 modalidades de tratamiento para las personas con hipertiroidismo: farmacológico, quirúrgico y radiológico con yodo. La elección de una de estas terapias ha de ser individualizada, aunque en la actualidad no existe un consenso general que establezca indicaciones precisas, pues depende de múltiples factores entre los que se destacan la experiencia clínica, la escuela endocrinológica, las condiciones socioeconómicas, el criterio del paciente y la intensidad de los síntomas y signos.7-9

De hecho, el hipertiroidismo en la enfermedad de Graves-Basedow se caracteriza por fases cíclicas de exacerbación y remisión, de inicio y desaparición, variables e imprevisibles. El objetivo del tratamiento es una mejoría rápida del cuadro clínico y una disminución en la producción hormonal.4

Por otra parte, el tratamiento natural del hipertiroidismo supone el uso de recursos naturales que pueden ayudar en la mejoría del paciente, pero estos deben estar autorizados por el especialista. Entre ellos, la apiterapia es la utilización de los diferentes productos del panal (miel, jalea real, polen, cera, propóleos y veneno de abeja) con fines medicinales. De ellos, la miel, aparte de sus propiedades nutritivas, tiene cualidades terapéuticas importantes como su uso para mejorar los estados de debilidad orgánica en todas sus formas, los estados constitucionales deficientes y las carencias; también es empleada para calmar ciertos estados de ansiedad y depresivos en algunas personas.10,11

Sin embargo, no se cuenta con estudios que demuestren el efecto beneficioso de la miel de abejas en el tratamiento adyuvante de pacientes hipertiroideos descompensados moderados.

Por todo lo anterior, en este trabajo se aplicó la apiterapia como tratamiento adyuvante del bocio tóxico difuso, que es la causa más frecuente del hipertiroidismo a cualquier edad en Cuba, para así determinar la respuesta clínica y terapéutica en estos pacientes, evaluar su evolución y favorecer en la pronta recuperación y reincorporación de ellos a la sociedad.

Al demostrar que la miel, empleada como terapia adyuvante en los afectados con bocio tóxico difuso descompensado moderado, es beneficiosa para lograr más rápidamente la mejoría clínica de ellos, se dispondrá de una alternativa terapéutica económica, natural y tan efectiva o más que las utilizadas con el mismo fin hasta el momento.

MÉTODOS

Se realizó un estudio de intervención terapéutica en 44 pacientes con bocio tóxico difuso descompensado moderado, atendidos en la Consulta de Endocrinología del Hospital Provincial Docente Clinicoquirúrgico “Saturnino Lora Torres” de Santiago de Cuba, desde marzo del 2008 hasta igual mes del 2010, quienes fueron seleccionados aleatoriamente. También se tuvo en cuenta lo establecido en la Declaración de Helsinki sobre las investigaciones en seres humanos con fines terapéuticos; por tanto, los participantes recibieron una información adecuada sobre los objetivos, métodos, beneficios y riesgos, y dieron su consentimiento informado (de manera voluntaria) para ser incluidos en dicha investigación, la que podían abandonar si lo deseaban.

Para seleccionar la muestra se consideraron criterios de inclusión: diagnóstico de hipertiroidismo descompensado moderado, consentimiento del paciente para recibir el tratamiento y que no hubiese sido tratado con miel desde un mes antes de realizar el estudio; y de exclusión: antecedentes de diabetes mellitus y de litiasis oxálica, pacientes en tormenta tiroidea (estado grave que pone en peligro la vida) y afectados con hipertiroidismo descompensado grave. Asimismo, se establecieron criterios de salida: paciente que deseara abandonar el tratamiento o lo hiciera, falta de sistematicidad durante la terapia y aparición de alguna reacción secundaria grave. Posteriormente, el tamaño de la muestra fue calculado mediante la fórmula para poblaciones finitas y variables cualitativas, donde:

N= 50 (población) E= 0,05 Z= 1,96 P=0,5

n=P (1-P) / E2 / Z2 + P (1-P) / N

n=44

Luego las personas seleccionadas fueron asignadas en 2 grupos de idéntica cantidad de integrantes (22 cada uno): el de control, con medicación convencional, y el de estudio, que recibió apiterapia; a fin de determinar la eficacia de la miel de abejas como tratamiento adyuvante.

Como método se utilizó la observación, fundamentalmente para el análisis clínico individual y para la medición de la evolución de los resultados terapéuticos; también, para establecer el diagnóstico clínico, se realizaron la entrevista médica y el examen físico, además de las pruebas complementarias de laboratorio: hormona estimulante de la tiroides (sigla TSH en inglés), T4 (tiroxina) y T3 (triyodotironina), e imagenológicas. La información primaria se obtuvo de la historia clínica de cada paciente y fue anotada en una planilla de recolección de datos

Se mantuvo seguimiento médico para conocer la evolución de los pacientes durante 2 años, después del diagnóstico e inicio del tratamiento. Durante los primeros 6 meses el seguimiento fue mensual y al séptimo mes se realizó trimestralmente hasta los 24 meses.

En la investigación se escogieron los antitiroideos de síntesis y los betabloqueadores como tratamiento de elección, y como tratamiento adyuvante los psicofármacos, la vitaminoterapia y la miel.

· Tratamiento básico

- Metimazol (5 mg): dosis inicial de 30-40 mg/día. Dosis de mantenimiento de 5-15 mg/día.

- Propranolol (40 mg): dosis de 80-120 mg/día.

· Tratamiento adyuvante

- Tratamiento convencional (grupo de control)

Fenobarbital (100 mg): 1 tableta diaria por vía oral

Multivitaminas (Nutrifort): 6 tabletas por día

· Apiterapia (grupo de estudio)

- Miel: 30 y 40 gramos al día: 1 cucharada sopera cada 12 horas, diluida en una bebida fría en la mañana (la miel tiene un efecto energizante) y en una bebida tibia antes de acostarse (que ejerce un efecto calmante y benéfico).

Se estableció un convenio con la empresa farmacéutica, para que los pacientes de este grupo adquirieran el producto con componentes estándares de un mismo origen (miel de campanilla), envasado, conservado y con la higiene adecuada, sin riesgo de contaminación ni manipulación de este. Se orientó la conservación de la miel a una temperatura óptima de aproximadamente 14 °C, en un lugar seco, oscuro y ventilado, pues esta es muy higroscópica.

De manera general, en la serie se consideró como variable principal la respuesta al tratamiento (x) en efectivo o no efectivo. Además se tuvieron en cuenta variables secundarias: edad, sexo, antecedentes patológicos familiares de tiroidopatías, síntomas orgánicos más frecuentes, signos más frecuentes, evaluación de las reacciones adversas, tiempo de evolución clínica favorable por tratamiento, mejoría por tratamiento.

La evaluación de la respuesta al tratamiento con miel se consideró como efectiva cuando desaparecieron o disminuyeron en 50 % o más, los síntomas y signos antes de los 6 meses luego de aplicada la terapia; y como no efectiva si persistieron de igual manera los síntomas y signos después de este tiempo.

El análisis estadístico se efectuó mediante el empleo del paquete computacional SPSS versión 11.5, para valorar la efectividad de la apiterapia en el hipertiroidismo descompensado moderado, y los datos fueron procesados mediante la prueba de Kolmogórov-Smirnov, a fin de determinar si la muestra tenía una distribución normal o no. Para las variables cualitativas se empleó la prueba de Mann Whitney y de comparación de medias, con vistas a probar la siguiente hipótesis nula: la respuesta provocada por la miel de abejas como tratamiento adyuvante es igual o menor que la obtenida con el tratamiento convencional, con nivel de significación de 5 %. Se rechazaron las hipótesis nulas si p<0,5 y se aceptaron si p>0,5.

RESULTADOS

De un total de 44 pacientes, 33 eran del sexo femenino, para 75,0 %. El rango citado también tuvo una elevada frecuencia en cada grupo, 17 (77,3 %) para el grupo control y 16 (72,7%) para el de estudio.

En el estudio, 29 afectados (65,9 %) refirieron antecedentes familiares de tiroidopatías, con predominio en el grupo de estudio (16 pacientes, para 72,7 %).

Los síntomas más relevantes en los integrantes del grupo de estudio fueron las palpitaciones (tabla 1), con 11 de ellos (50,0 %), la disfagia, con 6 afectados (27,3 %), y la pérdida de peso, con 4 (18,2 %).

El bocio (100,0 %) y la taquicardia (65,9 %) representaron los signos más frecuentes, seguidos del exoftalmo (22,7 %) en los 44 participantes de la investigación.

En la serie las principales reacciones secundarias estuvieron representadas en el grupo de control, 9 afectados con artralgia (40,9 %), 7 con erupción, para 31,8 %, y 6 con náuseas (27,3 %). En el grupo de estudio solo se presentaron la erupción y la artralgia, con 3 y 2 pacientes, para 13,6 y 9,0 %, respectivamente (tabla 2).

Se observó que 20 pacientes que recibieron apiterapia evolucionaron favorablemente antes de los 6 meses (tabla 3). Este resultado contrastó con lo alcanzado en el grupo de control, en el cual solo 13 integrantes tuvieron una evolución favorable. Hay que señalar que 9 de los afectados con tratamiento convencional progresaron satisfactoriamente después de 6 meses.

De forma general, se logró un porcentaje mucho mayor de pacientes recuperados (tabla 4) mediante el esquema terapéutico con miel (20 de ellos, para 90,9 %), que con el convencional (13 integrantes, para 59,1 %) (p<0,05).

DISCUSIÓN

En esta serie, 59,09 % de los pacientes se encontraban en las edades de 40 a 49 años, esto se corresponde con los estudios revisados,1,4 donde se plantea que la enfermedad de Graves constituye, por su frecuencia, la entidad clínica más importante de las que producen hipertiroidismo y se encuentra difundida en todas las áreas geográficas y puede aparecer a cualquier edad, aunque es más frecuente en la cuarta década de la vida.

Con respecto a lo expuesto anteriormente, la enfermedad de Graves Basedow actualmente constituye una de las enfermedades que afectan a miles de personas en todo el mundo y es causa de discapacidad temporal en la población.

Las féminas predominaron en la casuística, lo cual se corresponden con lo obtenido en otros estudios,12,13 donde la incidencia en relación con el sexo varía con la edad, de tal modo que después de los 45 años dicha relación es solo de 3:1 a favor de la mujer; sin embargo, antes de los 8 años de edad es tan frecuente en niñas como en niños.

Referente a los antecedentes de tiroidopatías, el grupo de estudio tuvo la prevalencia en la investigación. El hecho de que haya familias en las que se han dado varios casos de hipertiroidismo lleva a deducir que puede existir un factor genético o hereditario, aunque no siempre su aparición es estrictamente familiar. En cualquier caso, sí se ha observado la enfermedad en madres e hijas y a veces en hermanas. Estudios en gemelos idénticos, es decir, de un mismo óvulo, corroboran esta circunstancia, puesto que ambos presentan la afección o no la inicia ninguno de ellos.14-15

Hay una clara predisposición genética a padecer la enfermedad de Graves Basedow u otras enfermedades tiroideas autoinmunes, como lo demuestra la incidencia elevada en miembros de una familia, parientes de primer grado y gemelos de padres afectados. La herencia del antígeno leucocitario humano (sigla HLA en inglés)-DRW3 y HLA-DRW5 (antígeno de histocompatibilidad de clase 2) constituyen factores de riesgo para el comienzo de dicha entidad clínica u otra disfunción tiroidea autoinmune.

Si ocurre un exceso de hormonas tiroideas, y dado que estas controlan el metabolismo, las funciones del cuerpo tenderán a acelerase, pero esta hipersensibilidad no siempre es percibida como algo anormal por el paciente, pues hay pacientes en que se encuentra muy activa y bien. Quizá por ello se manifiestan en nerviosismo, irritabilidad, aumento de la sudoración, palpitaciones, temblor de las manos, ansiedad, dificultad para dormir, adelgazamiento, a pesar de tener buen apetito; cabello fino y quebradizo; mala tolerancia al calor y debilidad muscular, especialmente en brazos y piernas.

En el presente estudio se observó que las principales reacciones secundarias estaban representadas en el grupo de control. Con los resultados de la apiterapia pudo considerarse que como tratamiento adyuvante disminuye las reacciones adversas de los antitiroideos de síntesis, puesto que al ser un producto natural e inocuo reduce las reacciones secundarias propias de dichos fármacos y las interacciones de estos con los betabloqueadores, los sedantes y las vitaminas.

Las drogas antitiroideas causan reacciones alérgicas en aproximadamente 5 % de los pacientes que las ingieren. Se han descrito estas reacciones en el metimazol y se califican como frecuentes a las que se presentan con una frecuencia mayor de 10 %, ocasionales a las que se observan entre 1 y 10 % y raras a las que presentan en menos de 1 %. Se resaltan aquellas que requieren atención médica, pues las restantes solo la necesitan si son persistentes o resultan muy molestas. Por su parte, son generales y frecuentes: fiebre, leucopenia (dolor de garganta, tos, escalofríos, ronquera y úlceras bucales).7,16

Además, las alergias a la miel son extremadamente raras y los disturbios gástricos solo caben notarse después de la ingestión rápida y masiva de este alimento. Hay que señalar que la miel no tiene contraindicación alguna. Solo las personas que padecen diabetes mellitus o litiasis urinaria oxálica, puesto que este producto es relativamente rico en ácido oxálico, deben abstenerse de tomarlo sin una previa consulta médica.

Entre las reacciones digestivas, las ocasionales son los trastornos del gusto, las náuseas, los vómitos, la dispepsia; y las raras: ictericia colestática, edema de las glándulas salivares y necrosis hepática.

Por otra parte, las hemolinfáticas también pueden ser ocasionales (agranulocitosis) y raras (anemia aplásica, trombocitopenia, linfadenopatías, periarteritis, hipoprotrombinemia). Las musculoesqueléticas (ocasionales) suelen ser las artralgias y la artritis, y las nerviosas (ocasionales), la neuropatía periférica y el vértigo. Las reacciones dermatológicas son frecuentes y entre ellas se encuentran: erupción, prurito y pérdida anormal del cabello. Las urogenitales son raras (nefritis).

Aparte de las reacciones secundarias propias a los antitiroideos de síntesis, las vitaminas (que son elementos esenciales en el metabolismo de los carbohidratos), las proteínas y los lípidos (al actuar como coenzimas), producen reacciones secundarias como erupción, náuseas, vómitos y, en ocasiones, choque anafiláctico en personas susceptibles, y algunas de ellas como la piridoxina (vitamina B6) pueden interactuar con el fenobarbital.

La miel es un alimento muy energético, pues aporta 350 kilocarías por cada 100 gramos, concentrados en poco volumen y abundante en nutrientes esenciales. En el hombre sano, este producto se adapta particularmente a las prácticas deportivas, para obtener un mejor rendimiento físico al prolongar el esfuerzo de resistencia y favorecer la recuperación y la repetición de los esfuerzos. Si se ofrece mayor resistencia al cansancio físico, la miel igualmente atrasa el cansancio mental y “lucha contra las agresiones”. También ofrece una valiosa ayuda en la asimilación de otros alimentos, como complemento alimentario en todas las carencias nutricionales, sean estas en aminoácidos o bien en vitaminas, entre otras. En el hombre enfermo se recomienda sola o asociada con otros agentes terapéuticos indispensables en el tratamiento de astenias, anorexias, estados de debilidad y delgadez, así como en varios estados de carencias.17,18

En las últimas décadas, la apiterapia se ha “abierto paso” en muchos países, como tratamiento en diversas enfermedades resistentes a la terapéutica convencional de las ciencias médicas y, además, se han ofrecido resultados sorprendentes con su aplicación.

Existen algunos medicamentos que por su reacción demoran la recuperación de los pacientes y su reincorporación a la vida social, al invalidarlos de efectuar sus actividades laborales y estudiantiles. Constituye, entonces, para los pacientes un proceder ventajoso por ser prácticamente inocuo y con escasas, o muy raras, complicaciones o reacciones secundarias.

Se observó claramente que el tratamiento con miel resultó ser más efectivo que el convencional en la recuperación de los pacientes con hipertiroidismo descompensado moderado. La evaluación final del total de integrantes de la casuística, tratados en la Consulta de Endocrinología del Hospital Provincial Docente Clinicoquirúrgico “Saturnino Lora Torres”, permite afirmar que estos presentaron mejor respuesta a la apiterapia, con lo cual se confirmó, entonces, la superioridad de este tratamiento.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Abraham P, Avenell A, Watson WA, Park CM, Bevan JS. Fármacos antitiroideos para el tratamiento del hipertiroidismo de la enfermedad de Graves. Biblioteca Cochrane Plus. [Internet] 2008 [citado 22 Sep 2010];(3). Disponible en: http://www.update-software.com/BCP/BCPGetDocument.asp?SessionID=%20560254&DocumentID=CD003420

2. Navarro Despaigne D. Epidemiología de las enfermedades del tiroides en Cuba. Rev Cubana Endocrinol. [Internet] 2004 [citado 22 Sep 2010];15(1). Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/end/vol15_1_04/end04104.htm  

3. Pearce EN. Diagnosis and management of thyrotoxicosis. BMJ. 2006;332(7554):1369-73.

4. Douglas SR. Treatment of Graves´ hyperthyroidism. [Internet] [citado 20 Jun 2008]. Disponible en: http://www.uptodate.com/contents/treatment-of-graves-hyperthyroidism

5. Helfand M. Screening for subclinical thyroid dysfunction in nonpregnan adults: A summary of the evidence for the U.S. preventive services task force. Ann Intern Med. 2004;140(2):128-41.

6. Department of Health. Hospital Episode Statistics. England: financial year 2002-03. [Internet] [citado 20 Jun 2008]. Disponible en: http://www.epi.bris.ac.uk/hes/hespdf/hes2002.pdf

7. Roca Goderich R, Smith Smith V, Paz Presilla E, Losada Gómez J, Serret Rodríguez B, Llamos Sierra N, et al. Hipertiroidismo. En su: Temas de medicina interna. 4 ed. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2002;t3. p. 189.

8. Braverman LE, Utiger RD. Werner & Ingbar’s the thyroid: a fundamental and clinical test. 8 ed. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins; 2004.

9. Reid JR, Wheeler SF. Hyperthyroidism: diagnosis and treatment. Am Fam Physician. 2005;72(4):623-30.

10. Tratamiento natural del hipertiroidismo. En: El mundo de las plantas. [Internet] [citado 20 Jun 2008]. Disponible en: http://www.botanical-online.com/medicinalsremedioshipertiroidismo.htm

11. La miel. En: Allium herbal. [Internet] [citado 20 Jun 2008]. Disponible en: http://www.alliumherbal.com/es/articulos/51-alimentacion-ecologica-edulcorantes-y-sales/53 -la-miel.html

12. Cooper DS. Antithyroid drugs. N Engl J Med. 2005;352:905-17.

13. Franklyn JA, Sheppard MC, Maisonneuve P. Thyroid function and mortality in patients treated for hyperthyroidism. JAMA. 2005;294(1):71-80.

14. Álvarez Castro P, Isidro San Juan ML, Cordido Carballido F. Hipertiroidismo. En: Guías Clínicas Fisterra. [Internet] [citado 22 Sep 2010]. Disponible en: http://www.fisterra.com/guias-clinicas/hipertiroidismo/

15. Cooper DS. Approach to the patient with subclinical hyperthyroidism. J Clin Endocrinol Metab. 2007;92(1):3-9.

16. Biondi B, Palmieri EA, Klain M, Schlumberger M, Filetti S, Lombardi G. Subclinical hyperthyroidism: clinical features and treatment options. Eur J Endocrinol. 2005; 152:1-9.

17. Ribalta Naranjo D, Rivera Villemarzo S, San Martin Cuesta Y, García NA, Marcos Armenteros I. Salud. Terapéutica a través de la apiterapia. [Internet] [citado 22 Sep 2010]. Disponible en: http://www.portalesmedicos.com/publicaciones/articles/3971/1 /Salud-Terapeutica-a-traves-de-la-apiterapia.html

18. Vit P. Productos de la colmena secretados por las abejas: cera de abejas, jalea real y veneno de abejas. INHRR (Caracas). [Internet] 2005 [citado 22 Sep 2010];36(1). Disponible en: http://www.scielo.org.ve/scielo.php?pid=S0798 -04772005000100006&script=sci_arttext

Recibido: 5 de agosto de 2011.
Aprobado: 22 de agosto de 2011.

Olga Lidia Pereira Despaigne. Hospital Provincial Docente Clinicoquirúrgico “Saturnino Lora Torres”, avenida de los Libertadores s/n, entre calles 4ta y 6ta, reparto Sueño, Santiago de Cuba, Cuba.

ARTÍCULO ORIGINAL

Estudio quimico de propoleos rojos cubanos.

12 septiembre, 2014

Estudio químico de propóleos rojos cubanos

 Fuente:  http://tesis.repo.sld.cu/219/

Campo Fernández, Mercedes (2008) Estudio químico de propóleos rojos cubanos. Doctor en Ciencias de una Especialidad, Universidad de La Habana.

[img]

Vista previa
PDF – Versión aceptada
Available under License
Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas.

2529Kb

Resumen

La ciencia ha dedicado múltiples esfuerzos para demostrar los efectos biológicos del propóleos, quedando un poco rezagados los estudios de la composición química que fundamentan su actividad biológica. Para tal problema científico este trabajo se propuso el aislamiento y caracterización espectroscópica de los componentes químicos orgánicos de propóleos rojos cubanos, para demostrar similitudes o diferencias con los propóleos ya estudiados. El estudio de caracterización estructural más exhaustivo se le realizó a una muestra de propóleos procedente de la provincia de Pinar del Río. El uso de técnicas cromatográficas y espectroscópicas permitieron el aislamiento y caracterización de doce productos naturales: la 2′,4,4′-trihidroxi chalcona (isoliquiritigenina), la (-)-4′,7-dihidroxi flavanona (liquiritigenina), la 7-hidroxi-4′-metoxi isoflavona (formononetina), el (3S)-7,2′-dihidroxi-4′-metoxi isoflavano (vestitol), (3S)-2′,4′-dihidroxi-7-metoxi isoflavano (neovestitol), (3S)-2′-hidroxi-4′,7-dimetoxi isoflavano (isosativan), (6aS, 11aS)-3-hidroxi-9-metoxi pterocarpano (medicarpina); (6aS, 11aS)-3,9-dimetoxi pterocarpano (homopterocarpina), (6aR,11aR)-3,10-dihidroxi-9-metoxi pterocarpano (vesticarpan), (6aR,11aR)-3,8-dihidroxi-9-metoxi pterocarpano, (6aR,11aR)-3-hidroxi-8,9-dimetoxi pterocarpano y (6aR,11aR)-3,4-dihidroxi-9-metoxi pterocarpano. Adicionalmente, se sugirió la presencia de la 5,7-dihidroxi-4′-metoxi isoflavona (biocanina A) y de la retusapurpurina A, para las cuales se precisan otros experimentos que confirmen la masa molecular deducida por técnicas de resonancia magnética nuclear. A excepción de la formononetina, del isosativan y de la medicarpina, el resto de los metabolitos identificados se aislaron por primera vez desde propóleos rojos de cualquier origen geográfico. La GC-EM facilitó la comparación entre los propóleos rojos cubanos (siete muestras) y un propóleos de origen brasileño, confirmando la presencia de flavonoides en todos los casos. El (3S)-vestitol, la (6aS,11aS)-medicarpina, el (3S)-neovestitol y el (3S)-isosativan, fueron considerados los marcadores químicos de los propóleos rojos cubanos, pues constituyeron los metabolitos mayoritarios en todas las muestras de propóleos estudiadas. Se desarrolló, además, una técnica de CCD para el estudio cualitativo de los propóleos rojos, que permitió la diferenciación con el resto de los propóleos nacionales y la determinación del Rfr de algunos de sus metabolitos mayoritarios. Finalmente, se realizó un estudio biológico preliminar que sugirió el efecto estrogénico de los propóleos rojos, avalado por su composición mayoritaria en isoflavonoides.

Tipo de tesis: Tesis de doctorado (Doctor en Ciencias de una Especialidad)
Palabras clave: Farmacología;Cromatografía;Propóleos Rojos;Efecto Estrogénico;Pinar del Río
Materia: Técnicas Analíticas, Diagnósticas y Terapéuticas y Equipos > Técnicas de Investigación
Compuestos Químicos y Drogas > Preparaciones de Plantas
> Farmacología
> Farmacología
> Farmacología
> Farmacología

Compuestos Químicos y Drogas > Agentes Biológicos
Especialidad doctoral: Ciencias Básicas Médicas > Farmacología
Código ID: 219
Depositado por: Ma Cristina Gandon Ruiz
Depositado en: 03 Oct 2011 16:40
Ultima modificación: 03 Oct 2011 16:40

Sólo para el personal del repositorio: página de control del registro

La asesoría genética está disponible gratuitamente para todas las parejas cubanas en edad fértil.

8 septiembre, 2014

CentroNacionalGenéticaMédica

 Riesgos Genéticos Reproductivos

Controlarlos también está en tus manos

La asesoría genética está disponible para todas las parejas cubanas en edad fértil, que cuentan con pleno acceso a estos servicios

La posibilidad de realizarse estudios genéticos prenatales y neonatales para la seguridad y tranquilidad respecto a la salud y el bienestar del futuro bebé, constituye para madres y padres cubanos una garantía.

El Programa Nacional de Diagnóstico, Ma­nejo y Prevención de Enfermedades Genéticas y Defectos Congénitos, que implementa el Ministerio de Salud Pública y está disponible en todas las áreas de salud del país, ofrece a la pareja en edad fértil una atención especializada, para que pueda planificar el embarazo, reducir los riesgos reproductivos y aumentar así la probabilidad de tener un bebé más saludable.

Al respecto, Granma conversó con la especialista de primer grado en Genética Clínica, Máster en Atención Integral al Niño y Sub­directora a cargo del área de Asistencia Médica del Centro Nacional de Genética Médica, doctora Yudelkis Benítez Cordero, quien advierte que “lo ideal es que la mujer planifique la gestación, de modo que antes de quedar embarazada haya tomado las medidas necesarias para garantizar una mejor concepción”. (…) (Ver articulo completo en:

Fuente    :http://www.granma.cu/cuba/2014-09-07/controlarlos-tambien-esta-en-tus-manos

 

 

? A partir de que condiciones se puede incrementar la natalidad cero en Cuba ?

3 septiembre, 2014

13091-fotografia-g

 

Se desarrollan acciones para incrementar la natalidad en el país. Al cierre del 2013 y en lo que va de año se han comenzado a notar discretos impactos en las acciones que el Ministerio de Salud Pública (MINSAP) desarrolla con el objetivo de incrementar la natalidad, afirmó un experto del sector

Al cierre del 2013 y en lo que va de año se han comenzado a notar discretos impactos en las acciones que el Ministerio de Salud Pública (MINSAP) desarrolla con el objetivo de incrementar la natalidad, afirmó un experto del sector.
En exclusiva a la AIN el doctor Roberto Álvarez Fumero, jefe del departamento del Programa Materno Infantil (PAMI) de ese organismo, ejemplificó que en el 2013 hubo 156 nacimientos más, con lo cual se detuvo el ritmo de decrecimiento en relación con el 2012.

Precisó que al cierre de junio del 2014 sobrepasan los 900 nacidos vivos, respecto a igual etapa precedente.(…) Leer comentarios de los lectores en el articulo original criticando la economia y a la politica del MINSAP de Cuba. Fuente:      http://www.granma.cu/cuba/2014-08-13/se-desarrollan-acciones-para-incrementar-la-natalidad-en-el-pais

 

 


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 188 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: