La estrategia cubana para enfrentar la prolongada sequia en una pequena comunidad rural.


Autor: .
Miércoles, 9 septiembre, 2015

La comunidad de La Güira lleva dos años con su fuente de agua potable agotada por la sequía. Una flotilla de pipas la abastece cada 10 días.

sancti spiritus, sequia, abasto de agua, comunidades, poder popular, delegados

La comunidad de La Güira, en el municipio de Sancti Spíritus, está asentada en la cuesta de una loma. Muchas de sus 450 casas “cuelgan” de las laderas. Sus caprichosas calles por tramos se retuercen en curvas sinuosas y angostas.

Los 1 274 lugareños padecen desde hace dos años los adversos efectos de una sequía que se ha prolongado por dos períodos lluviosos con escasas precipitaciones en aquella zona, ubicada en la margen derecha de la carretera que conduce de Sancti Spíritus a Trinidad.

ABASTO DE AGUA CON PIPAS

“Dos años llevamos en estos trajines cinco piperos en el municipio de Sancti Spíritus. En un ciclo que promedia 10 días, abastecemos de agua varias comunidades: Las Yayas, La Junta, Tunas de Zaza, Guasimal y La Güira. En esta última ha sido sin interrupción. Nos levantamos de la cama al amanecer y regresamos siempre de madrugada”, narra Ángel Enríquez Aróstica antes de partir hacia el Acueducto Municipal de Sancti Spíritus a llenar el vientre de su carro- cisterna de nuevo.

Gustavo Torres, recién llegado, parquea su pipa frente una vivienda y comienza a llenar el tanque “inventado” con premura por la familia con un pedazo de tubo roto, a fin de almacenar el agua que necesitan para cubrir las necesidades del hogar. “En ocasiones algunos pobladores nos han pedido ayuda tales como la necesidad de un tramo de manguera. Siempre informamos a la Dirección de la Empresa de Acueducto, a la cual nos subordinamos, y en algunos casos han tenido respuesta positiva. Realmente la situación de estas personas es muy dura”, dice.

“El depósito nuestro es de 1 000 litros y tenemos que restringirnos mucho, porque somos cuatro de familia, y para que alcance el agua para los 10 días hay que hacer maravillas”, manifiesta Yarleny Castillo González, ama de casa.

Con un ligero movimiento de la manguera Gustavo llena también el recipiente de Damary Ramírez Cutiño. “Somos mi esposo y yo solamente, pero el depósito que pudimos conseguir es muy pequeño. Algunos días no podemos bañarnos porque el agua no alcanza, por eso nosotros ansiamos que este problema tenga una solución definitiva lo antes posible. No es lo mismo imaginárselo desde fuera que vivirlo en carne propia”, sentencia.

sancti spiritus, sequia, abasto de agua, comunidades, poder popular, delegados

LAS AUTORIDADES OPINAN

Rosa María Madrigal es la representante de la Empresa de Acueducto en La Güira. La encontramos junto a los piperos. Ella dirige personalmente la entrega del agua que le corresponde a cada familia. “El per cápita por persona es de 50 litros diarios, pero muchas familias no cuentan con depósitos adecuados y reciben menos que lo estipulado en la norma. Ese es el caso de las dos viviendas que acabamos de abastecer, por eso yo comparto la opinión de los vecinos de que los esfuerzos deben dirigirse a solucionar definitivamente el problema. Eso requiere de una electrobomba y poco más de un kilómetro de conductora nueva con manguera de 3 pulgadas para llevar el agua al tanque que se encuentra en la mayor elevación del caserío”, argumenta.

La funcionaria precisa que en cada decena tienen lugar como promedio de 70 viajes de pipas desde Sancti Spíritus, distante unos 38 kilómetros, situación que se ha mantenido por dos años consecutivos, porque la fuente superficial de abasto que está en Las Llanadas, loma arriba, se agotó completamente.

Gerardo Antonio Luna Hernández, el delegado del Poder Popular, señala que es digno de elogios el trabajo de Rosa María y los piperos y la preocupación constante de los dirigentes de la Empresa de Acueducto en el municipio y la provincia. “Hemos tramitado dos variantes con la Dirección de Acueducto, que permiten solucionar definitivamente el abasto de agua a nuestra comunidad. En ambos casos se requiere de una pequeña inversión. La primera es colocarle una turbina a un pozo que existe y ya está probado y hacer una nueva conductora soterrada hasta el tanque elevado, que está a menos de 2 kilómetros. La segunda llevaría perforar un nuevo pozo a unos 100 metros de la conductora existente y conectarlo a esta. Existe agua allí, pues varias familias han perforado pozos artesianos y el manto freático tiene agua suficiente”.

sancti spiritus, sequia, abasto de agua, comunidades, poder popular, delegados

Fredesman Jiméndez Bravo, director de la Empresa Provincial de Acueductos, explica que en el seno del Grupo de Agua del Consejo de Defensa Provincial, activado temporalmente, se analizó la situación de La Güira, y se informó que la Dirección de Recursos Hidráulicos en el territorio trabaja en los proyectos para darle una solución definitiva al abasto de agua a esa comunidad y se tramitan los recursos que requiere esa inversión, porque la provincia no cuenta con ellos. “De inmediato trabajamos para montar cargaderos de pipas en seis comunidades, entre ellas está La Güira, medida que permitirá reducir los ciclos de abasto a siete días y ahorrar cientos de litros de diésel”, concluye.

Fuente:  http://www.escambray.cu/2015/se-ensana-la-sequia-en-comunidad-espirituana/

Anuncios

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: