El tratamiento con celulas madre en Cuba es efectivo en el 85% de los pacientes.


Quienes pretenden acceder a la terapia deben ser valorados por un equipo multidisciplinario y reunir ciertos requisitos, como lo advierte el doctor Dani Pérez Castillo, especialista de segundo grado en Ortopedia y Traumatología y el iniciador de tales adelantos en la provincia. “El uso de células madre es para aquellos que presentan lesiones degenerativas de la rodilla, en este caso osteoartritis moderada, una afección que da mucho dolor e incapacidad funcional —señala Pérez Castillo—. No pueden ser dolencias asociadas a fibromialgia reumática, lumbociática o a osteoartritis generalizada y se contraindica también en los pacientes que hayan padecido tumores. Además, resulta fundamental que la persona pueda realizar debidamente el tratamiento fisioterapéutico posimplante”. Solo unos cc de sangre, extraídos del propio paciente y procesados en los laboratorios, garantizan la terapia, la cual requiere, además, de la administración a los enfermos de Leocucim, un producto cubano que moviliza las células del organismo. Pero más allá de los métodos científicos, lo que verdaderamente sobrecoge es saber que de los casi 200 espirituanos sometidos a este proceder más del 85 por ciento ha podido volver a su vida habitual. “Se ha logrado el alivio del dolor —varios casos mejoran hasta el 50 por ciento del dolor en relación al que padecían antes de infiltrarse—, se recupera la movilidad articular y se incrementa la calidad de vida del paciente, pues muchos se reincorporan a su actividad social”, señalan los galenos cubanos.“Esta otra opción terapéutica la usamos en el síndrome de hombro doloroso, específicamente en las lesiones de manguito rotador, que sean rupturas parciales, o en las tendinitis del supraespinoso, subescapular y la porción larga del bíceps”. Mas, el lisado plaquetario ya no se restringe a tales afecciones, la eficacia del tratamiento va abriendo puertas a otras incursiones: epicondilitis, artrosis de rodilla, osteomielitis, consolidaciones de fracturas y hasta cicatrización de heridas van certificando los progresos

Quienes pretenden acceder a la terapia deben ser valorados por un equipo multidisciplinario y reunir ciertos requisitos, como lo advierte el doctor Dani Pérez Castillo, especialista de segundo grado en Ortopedia y Traumatología y el iniciador de tales adelantos en la provincial cubana de Sancti Spiritus. “El uso de células madre es para aquellos que presentan lesiones degenerativas de la rodilla, en este caso osteoartritis moderada, una afección que da mucho dolor e incapacidad funcional —señala Pérez Castillo—. No pueden ser dolencias asociadas a fibromialgia reumática, lumbociática o a osteoartritis generalizada y se contraindica también en los pacientes que hayan padecido tumores. Además, resulta fundamental que la persona pueda realizar debidamente el tratamiento fisioterapéutico posimplante”. Solo unos cc de sangre, extraídos del propio paciente y procesados en los laboratorios, garantizan la terapia, la cual requiere, además, de la administración a los enfermos de Leocucim*, un producto cubano que moviliza las células del organismo. Pero más allá de los métodos científicos, lo que verdaderamente sobrecoge es saber que de los casi 200 pacientes espirituanos sometidos a este proceder más del 85 por ciento ha podido volver a su vida habitual. “Se ha logrado el alivio del dolor —varios casos mejoran hasta el 50 por ciento del dolor en relación al que padecían antes de infiltrarse—, se recupera la movilidad articular y se incrementa la calidad de vida del paciente, pues muchos se reincorporan a su actividad social”, señalan los galenos cubanos.“Esta otra opción terapéutica la usamos en el síndrome de hombro doloroso, específicamente en las lesiones de manguito rotador, que sean rupturas parciales, o en las tendinitis del supraespinoso, subescapular y la porción larga del bíceps”. Mas, el lisado plaquetario ya no se restringe a tales afecciones, la eficacia del tratamiento va abriendo puertas a otras incursiones: epicondilitis, artrosis de rodilla, osteomielitis, consolidaciones de fracturas y hasta cicatrización de heridas van certificando los progresos

Leocucim*, ver en FORMULARIO NACIONAL DE MEDICAMENTOS 

http://fnmedicamentos.sld.cu/index.php?P=FullRecord&ID=376

Fuente: “El Miladro de las celulas madres.

ESCAMBRAY,organo de la  provincia cubana de Sancti Spiritus.

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: