Aclaraciones sobre el De­creto Ley 234 De la Maternidad de la Tra­bajadora en Cuba.


embarazadas-en-cuba

A continuacion el articulo aparecido en “Granma”, hoy con aclaraciones juridicas sobre la LEY DE PROTECCION A LA MATERNIDAD en Cuba.:

Beneficio para dos

La protección a la maternidad en Cu­ba, for­ma parte de la política social del país y brinda múl­tiples beneficios a la mujer cubana

La protección a la maternidad en Cu­ba, por ejemplo, mediante el De­creto Ley 234 De la Maternidad de la Tra­bajadora y la Resolución 22 del 2003 que lo complementa, for­ma parte de la política social del país y brinda múl­tiples beneficios a la mujer cubana, para posibilitar no so­lo el adecuado em­barazo sino pa­ra asegurar el buen de­sarrollo posterior del niño y la madre.

Así aseguró a Granma Guillermo Ferriol Molina, presidente de la So­ciedad Cubana de Derecho Laboral y de Seguridad Social de la Unión de Ju­ristas de Cuba, en diálogo con nuestro diario sobre las ventajas que ofrece a las madres cubanas la Ley de maternidad para efectuar la lactancia materna, a propósito de culminar ayer la Semana Mundial dedicada a esta práctica.

Los compromisos laborales se ubican como una de las primeras causas entre las múltiples razones que las mujeres enuncian para no cumplir con el ideal del proceso de amamantar, que la Organización Mun­­dial de la Salud aconseja sea de ma­nera exclusiva durante los primeros seis meses de vida y continuado durante dos años o más.

De ahí que “Amamantar y trabajar ¡logremos que sea posible!”, ha­ya sido el lema escogido para esta jor­nada, que contó con campañas en­caminadas a apoyar a todas las mu­jeres que trabajan, formal o in­for­malmente, con la finalidad de que puedan combinar su rol laboral con la crianza de sus hijos y, en particular, para que puedan amamantar.

El Decreto Ley 234 De la Ma­ternidad de la Trabajadora, permite primeramente a la mujer un cuidado del embarazo, brindando facilidades para que la madre, e incluso el padre, reciban atención médica previo al parto y asegura el descanso pre y posnatal, la lactancia materna y el cuidado de los hijos e hijas menores de edad”, subrayó el entrevistado.

Para el especialista, es fundamental la garantía de salvaguardar a la mujer el puesto de trabajo, y el hecho de que si la madre por la labor que realiza tiene algún riesgo durante el embarazo, se le posibilite un cam­bio de función dentro del centro laboral.

Asimismo, dijo, posterior al par­to, como la licencia y la prestación social duran hasta el año de vida del menor, ello permite que se pueda realizar de modo satisfactorio la lactancia materna exclusiva e incluso por más tiempo.

“Pero la ley de maternidad va más allá, no solo porque excede los seis meses requeridos, sino porque en el caso de que la madre esté lactando después del año, cuando se reincorpora al trabajo, se valora en ella la posibilidad de que tenga una hora de salida de su centro de trabajo, para continuar con la lactancia, en consonancia con lo que rigen los convenios de la Organización Inter­na­cional del Trabajo de la cual Cuba es signataria”, explicó Ferriol Molina.

En su artículo 20 el decreto 234… expresa “la madre trabajadora que se incorpore a su actividad laboral al vencimiento del periodo de licencia posnatal, tiene derecho a que se le conceda una hora diaria para la lactancia de su hijo o hija, hasta que arribe al primer año de edad. La hora de lactancia es concedida, preferentemente, al inicio o al final de la jornada, según acuerden la administración y la trabajadora, y se considera como tiempo de trabajo, re­munerándose como salario”.

Por otra parte, si bien las madres que están fuera del sector estatal de la economía no se rigen por el De­creto Ley 234, sí están reguladas por regímenes especiales de seguridad social que se dictan para cada una de estas nuevas formas de gestión (trabajadores por cuenta propia y cooperativas), y que incluyen la protección a la maternidad.

“A diferencia de otros países, en Cu­ba las personas dentro del sector no estatal, antes de inscribirse como tra­bajadores por cuenta propia tienen que afiliarse a la seguridad so­cial, para brin­darle protección an­te cualquiera de las contingencias que surgan, in­cluida la ma­ter­nidad”, dijo el ex­per­to.

Del mismo modo, el entrevistado llamó la atención sobre retos que se vislumbran en este sentido. “Si bien en cuanto a la protección de la ma­ternidad en el sector estatal ya hay un camino más recorrido y estudiado, es necesario y pertinente analizar cómo se está comportando este pro­ceso en otros escenarios de la eco­nomía, donde hay personas na­turales en función de empleadores que deben responder a la protección que la ley dicta”.

Fuente:http://www.granma.cu/cuba/2015-08-07/beneficio-para-dos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: