Vigilancia epidemiodeologica contra el Ebola en la Aduana de Cuba.


 Vigilancia epidemiológica En el escenario actual, en el que lo más probable es la introducción de pocos casos y a fin de evitar la diseminación posterior del virus, es importante que los mecanismos de detección sean muy sensibles. Para la identificación de un caso importado de infección por el virus Ébola se deberá tomar en cuenta tanto las manifestaciones clínicas, la historia de viaje y la historia de exposición reportada por el paciente u obtenida a través de la investigación epidemiológica. Existen diferentes puntos donde se pueden detectar eventos inusuales de salud que puedan estar relacionados con la introducción del virus Ébola, estos son: ◾Detección en el punto de origen. ◾Durante el embarque o al abordar. ◾Durante el vuelo. ◾En tránsito, entre conexiones de vuelos o en otros medios de transporte. ◾En el lugar de destino Por lo tanto, en Cuba se ha emitido una alerta al personal de salud, aeropuertos y otros puntos de entrada, se están capacitando a los trabajadores nacionales, de diferentes organismos,  que laboran a lo largo de estos puntos, incluyendo al personal de salud, se extrema la vigilancia en los países donde circula el virus y hay colaboración médica cubana y se incrementa la vigilancia en los aeropuertos del  país, con el objetivo de que conozcan como se está moviendo el virus en el mundo, como identificar los síntomas compatibles con EVE, qué y cómo deben informar de cualquier caso sospechoso de la enfermedad a las autoridades correspondientes.  Otro aspecto de la vigilancia es la búsqueda de contactos de la enfermedad, que se define como toda persona que haya tenido contacto con el virus Ébola en los 21 días anteriores a la aparición de los síntomas, en al menos una de las siguientes formas: ◾ Haber dormido en la misma casa. ◾ Haber tenido contacto físico directo con el paciente (vivo o muerto) durante la enfermedad. ◾ Haber tenido contacto físico directo con el paciente (muerto) en el funeral. ◾ Haber tenido contacto con sangre o fluidos corporales durante la enfermedad. ◾ Haber tocado la vestimenta o ropa de cama. ◾ Haber sido amamantado por el paciente (bebé). Cuando se identifiquen individuos con clínica compatible con EVE y antecedentes epidemiológicos o viajeros fallecidos sin causa aparente con historia clínica compatible con EVE y antecedentes epidemiológicos, se deberá proceder a la identificación y monitoreo de contactos (aun cuando el diagnóstico confirmatorio este pendiente). El monitoreo de contactos deberá realizarse por 21 días (después de la última exposición conocida al virus Ébola). Los individuos identificados como contactos, mientras permanezcan asintomáticos, no requieren el uso de EPP, podrán continuar en sus actividades cotidianas y deberán permanecer disponibles para el monitoreo por parte del personal de salud, informándoles sobre cualquier desplazamiento que pueda implicar la falta de monitoreo diario. Por razones operativas, se desaconseja los viajes no esenciales de los contactos durante el periodo de monitoreo. Los contactos que desarrollaron síntomas compatibles con EVE deben ser remitidos a la sala de aislamiento en el hospital designado, a fin de realizar una evaluación médica y para investigación posterior. En este momento se debe desencadenar la búsqueda activa de casos sospechosos tanto en la comunidad como en los establecimientos de salud. Fuente: Enfermedad por el virus del Ebola. OMS. Nota descriptiva n.°103. Abril de 2014 Tomado de:http://temas.sld.cu/ebola/vigilancia-epidemiologica/


Vigilancia epidemiológica
En el escenario actual, en el que lo más probable es la introducción de pocos casos y a fin de evitar la diseminación posterior del virus, es importante que los mecanismos de detección sean muy sensibles.
Para la identificación de un caso importado de infección por el virus Ébola se deberá tomar en cuenta tanto las manifestaciones clínicas, la historia de viaje y la historia de exposición reportada por el paciente u obtenida a través de la investigación epidemiológica.
Existen diferentes puntos donde se pueden detectar eventos inusuales de salud que puedan estar relacionados con la introducción del virus Ébola, estos son:
◾Detección en el punto de origen.
◾Durante el embarque o al abordar.
◾Durante el vuelo.
◾En tránsito, entre conexiones de vuelos o en otros medios de transporte.
◾En el lugar de destino
Por lo tanto, en Cuba se ha emitido una alerta al personal de salud, aeropuertos y otros puntos de entrada, se están capacitando a los trabajadores nacionales, de diferentes organismos, que laboran a lo largo de estos puntos, incluyendo al personal de salud, se extrema la vigilancia en los países donde circula el virus y hay colaboración médica cubana y se incrementa la vigilancia en los aeropuertos del país, con el objetivo de que conozcan como se está moviendo el virus en el mundo, como identificar los síntomas compatibles con EVE, qué y cómo deben informar de cualquier caso sospechoso de la enfermedad a las autoridades correspondientes.
Otro aspecto de la vigilancia es la búsqueda de contactos de la enfermedad, que se define como toda persona que haya tenido contacto con el virus Ébola en los 21 días anteriores a la aparición de los síntomas, en al menos una de las siguientes formas:
◾ Haber dormido en la misma casa.
◾ Haber tenido contacto físico directo con el paciente (vivo o muerto) durante la enfermedad.
◾ Haber tenido contacto físico directo con el paciente (muerto) en el funeral.
◾ Haber tenido contacto con sangre o fluidos corporales durante la enfermedad.
◾ Haber tocado la vestimenta o ropa de cama.
◾ Haber sido amamantado por el paciente (bebé).
Cuando se identifiquen individuos con clínica compatible con EVE y antecedentes epidemiológicos o viajeros fallecidos sin causa aparente con historia clínica compatible con EVE y antecedentes epidemiológicos, se deberá proceder a la identificación y monitoreo de contactos (aun cuando el diagnóstico confirmatorio este pendiente). El monitoreo de contactos deberá realizarse por 21 días (después de la última exposición conocida al virus Ébola).
Los individuos identificados como contactos, mientras permanezcan asintomáticos, no requieren el uso de EPP, podrán continuar en sus actividades cotidianas y deberán permanecer disponibles para el monitoreo por parte del personal de salud, informándoles sobre cualquier desplazamiento que pueda implicar la falta de monitoreo diario. Por razones operativas, se desaconseja los viajes no esenciales de los contactos durante el periodo de monitoreo.
Los contactos que desarrollaron síntomas compatibles con EVE deben ser remitidos a la sala de aislamiento en el hospital designado, a fin de realizar una evaluación médica y para investigación posterior. En este momento se debe desencadenar la búsqueda activa de casos sospechosos tanto en la comunidad como en los establecimientos de salud.
Fuente:
Enfermedad por el virus del Ebola. OMS. Nota descriptiva n.°103. Abril de 2014
Tomado de:http://temas.sld.cu/ebola/vigilancia-epidemiologica/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: