Las Termopilas de un pais pobre es la educacion de su poblacion.


Simon Bolivar, "El Libertador"

Simon Bolivar, “El Libertador”

imagesimagesjmarti1a220px-Domingo_Faustino_Sarmiento_6

Un comentario por Gualterio Nunez Estrada.

LA POBREZA NO ES UNA CATEGORIA CIENTIFICA, NI UN DETERMINISMO IDEOLOGICO PARA LAS FUERZAS MORALES DE AMERICA LATINA.

Los paises pobres en la relacion Norte-Sur solo cuentan con estrategias de salud, educacion y sus fuerzas morales para el desarrollo sostenible y la imagen politica en la comunidad internacional.

Todo parece indicar que Las Termopilas  para un pais pobre y dependiente de la coyuntura y  del intercambio desigual Norte-Sur es la educacion de su poblacion para disminuir al maximo, tamponar, ralentizar, el efecto de disminucion de reservas mentales con el cual encarar el desarrollo sostenible, ademas, del marginalismo, machismo, homofobia y discriminacion por raza, credo y condicion que heredamos las excolonias  de las metropolis  coloniales esclavistas espanola y portuguesa en la formacion de la nacionalidad, y en mi consideracion, las raices de este pensamiento filosofico de accion afirmativa surge a partir de la fundacion de la Universidad en Republica Dominicana y Mexico y que posteriormente  tiene  reercusion cultural en su maximo exponente politico,  educador y comunicador: Simon Bolivar y en proceres como Don Benito Juarez en Mexico,  en Domingo Faustino Sarmientos en Argentina y en Jose Marti como emigrado politico cubano en Tampa, Florida y New York, la suma historica de lo que hoy denominamos como pensamiento bolivariano que fue, sobre todo, asumido por Jose Marti en su epoca y en su tesis sobre El Equilibrio del Mundo,todo este proceso historico del conocimiento nos lleva a pensar que  el primer factor de desarrollo y unificacion a traves de la red de universidades en America Latina es un enfoque interdisciplinario como teoria del conocimiento pedagogico en el sistema escolar de la matematica y la lectura, en primer lugar, debido a que la formacion de la mentalidad matematica, imprescindible para las patentes, los inventos y el nivel interdisciplinario de las universidades, se produce en el inconciente a partir de la lectura(1 )http://www.worldcat.org/title/ensayos-sobre-la-poesia-de-victor-villegas/oclc/45456386  y posteriormente se desarrolla mediante la didactica de la matematica que por si sola no parece establecer completamente esta mentalidad segun estudios metodologicos realizados en Cuba a partir de 1977. Una sociedad pobre y enfrentada a la capacidad economica, militar y politica de potencias ricas solo podra tener imagen politica en sus fuerzas morales y de inteligencia cientifica capaces de establecer revisiones de las leyes, tesis y tecnologias referenciales de area para desarrollar politica bioeticas propias en las estrategias de inversion y acordes con el fondo tecnologico disponible, como sabemos por Alejo Carpentier en su novela-tesis “El Siglo de Las Luces” la Revolucion Francesa funciono completamente diferente en el Caribe a como lo fue en Paris y de ahi la necesidad de un enfoque critico y matematico de la realidad objetiva en nuestros paises con respecto a leyes cientificas derivadas de trabajos de campo a partir de paises ricos que pudieran devenir en espejismos en el Caribe y America Latina. Mantener la paz es un problema tecnico pero educar e iluminar a partir de nuestros valores, nuestras fuerzas morales es en si el unico escudo verdadero que nos proteje del despojo y la indiferencia racista conque nos miran elites enriquecidas ,maleducadas e individualistas por siglos de explotacion colonial. Estudios recientes parecen demostrar que un pobre sin cultura para ser libre esta doblemente condenado por el agotamiento de sus fuerzas mentales, tambien sabemos, lo que no dice este informe muy occidental, que un rico ignorante que se cree superior en civilizacion se hace esclavo de sus errores de imagen o “espejismo occidental” como lo descubrieron los  rusos Luria (2) y Vygotsky (2) http://www.marxists.org/archive/luria/comments/bio.htm y  (3)   http://www.bnm.me.gov.ar/cgi-bin/wxis.exe/opac/?IsisScript=opac/opac.xis&dbn=BINAM&src=link&tb=tem&query=LEONTIEV,%20ALEKSEI%20NIKOLAEVICH&cantidad=&formato=&sala=1 en los anos 30 del siglo pasado y su soberbia individualista y prepotente con una concepcion del mundo simplista y ramplona lo puede llevar al fracaso por un error de calculo, no en balde vivimos en un mundo donde los valores espirituales del hombre no son tomados en cuenta a la hora de respetar las culturas (“Calibán y otros ensayos:Nuestra América y el mundo”)(4), asi leemos el articulo de “El Pais.es” sobre la investigacion en “Science”,  acotando lo que le falta a esta investigacion, acorde a nuestra experiencia como conferencista universitario y responsable de area Unesco- Caribe  de la Universidad de Oriente en Santiago de Cuba, Cuba. El articulo de “El Pais”, Madrid, lo ofrecemos a continuacion de las informaciones sobre el nuevo curso escolar en Cuba que tiene una poblacion de once millones de habitants, con absolutamente todos los ninos integrados al sistema escolar gratuito en todo el territorio nacional, sin excepciones, ni exclusiones y brilla en educacion gratuita y de alta calidad a nivel del planeta, incluso en educacion especial para discapacitados y ninos autistas::

(4) http://www.cubadebate.cu/wp-content/uploads/2009/05/todo-caliban-roberto-fernandez-retamar.pdf

educacionUn millón 840 mil escolares iniciarán curso el lunes

Un millón 840 mil estudiantes de la enseñanza general comenzarán en Cuba el lunes el curso escolar 2013-2014, informó ayer la ministra de Educación, Ena Elsa Velázquez.

De nuevo las escuelas cubanas volverán a verse así.

Al intervenir en el programa radiotelevisivo Mesa Redonda, la titular refirió que se abrirán un total de 10 mil 402 centros. Sobre los maestros que impartirán clases esta vez, destacó la mejoría en relación con el curso anterior, pues aunque no se alcanza a completar totalmente la cantidad necesaria, se llega a un 95,1 %.REF.:http://www.granma.cubaweb.cu/2013/08/29/nacional/artic10.html

A las aulas casi 86 mil estudiantes de Ciencias Médicas

José A. de la Osa

El curso escolar 2013-2014, que se inicia el próximo lunes 2 de septiembre, acogerá en sus aulas a 85 mil 871 estudiantes de Ciencias Médicas, según datos preliminares, que abarca dos niveles de enseñanza: el superior, con 13 carreras, y el técnico con 24, según datos ofrecidos a Granma en el Viceministerio de Docencia del Ministerio de Salud Pública (MINSAP).

Solo en Medicina, en los seis años que demandan sus estudios, la matrícula de educandos se eleva a 47 mil 676, de los cuales 37 mil 302 son cubanos y 10 mil 374 jóvenes procedentes de otros países.

Las 13 carreras de Ciencias Médicas comprenden Medicina, Estomatología, Licenciatura en Enfermería, Tecnología de la Salud (Nuevo Modelo de Formación), Bioanálisis Clínico, Higiene y Epidemiología, Imagenología y Radiofísica Médica, Logofoaudiología, Nutrición, Optometría y Óptica, Rehabilitación en Salud, Sistema de Información en Salud y Psicología.

Para la formación académica y profesional de los estudiantes el país cuenta con un claustro de 36 mil 353 profesores y una red de universidades de Ciencias Médicas en todas las provincias, excepto en Mayabeque, Artemisa y el municipio de Isla de la Juventud, que tienen Facultades Independientes.

El doctor José Emilio Caballero González, jefe del Departamento de Ingresos y Control de Procesos Docentes del MINSAP, dijo que este curso se caracterizará por la consolidación de las estrategias para elevar la calidad del proceso docente educativo, el perfeccionamiento continuo de los planes y programas de estudio y seguir avanzando en el proceso de acreditación de las diferentes carreras.

REF.:http://www.granma.cubaweb.cu/2013/08/30/nacional/artic11.html

El estudio se llevo a cabo en la India.

El estudio se llevo a cabo en la India.

La pobreza consume las capacidades mentalesInvestigaciones realizadas en EE UU y en India indican que los apuros económicos limitan los “recursos cognitivos disponibles”

Madrid 29 AGO 2013 – 20:48 CET

Diferentes estudios parecen indicar que entre las personas con escasos recursos económicos es más habitual desenvolverse peor en la vida que entre aquellos que no tiene problemas de dinero. Posibles explicaciones las hay para todos los gustos: que una persona en dificultades financieras tiene menos margen de error y que las consecuencias de equivocarse pueden ahondar el problema, que los bajos niveles educativos pueden provocar malentendidos en documentos y contratos… Así presentan el espinoso problema de la correlación entre pobreza y recursos mentales unos investigadores del Reino Unido, Canadá y Estados Unidos que han intentado arrojar alguna luz al respecto. Y su conclusión es que la pobreza en sí misma, al margen de la alimentación, el estrés o la influencia del entorno sociocultural, consume recursos mentales del individuo y reduce sus capacidades cognitivas. Es decir, que al estar inmerso en la preocupación económica que afecta directamente a su vida, la persona tiene mermados sus capacidades mentales tal y como se miden en los test de inteligencia.

“La gente pobre, a menudo actúa, con menos capacidad, lo que puede perpetuar la pobreza”, señalan Anandi Mani (Universidad de Warwick, Reino Unido) y sus colegas, en el artículo en la revista Science en que presentan sus experimentos y sus conclusiones. “El sistema cognitivo humano tiene capacidad limitada y las preocupaciones monetarias dejan menos recursos cognitivos disponibles para guiar acciones y decisiones”, señalan los investigadores. Igual que un controlador aéreo concentrado en una situación de potencial colisión en el aire es más fácil que descuide el seguimiento de otros aviones en vuelo, dicen, la persona pobre, cuando está pendiente de agobios de dinero, pierde capacidad para dedicar a otros problemas toda su consideración. “La situación de pobreza bloquea los recursos mentales”, resume Kathleen D. Vohs, profesora de la Universidad de Minnesota, en su comentario en Science acerca del asunto.

Los científicos se han centrado en el efecto inmediato del contexto adverso

Mani y sus colaboradores diseñaron dos tipos de experimentos y los realizaron en EE UU (para comprobar su hipótesis de que los retos económicos de magnitud similar pueden tener impacto cognitivo muy diferente entre gente rica y gente pobre) y en una zona rural de India (para medir el efecto de los altibajos económicos que sufren las personas).

De antemano exponen su definición amplia de pobreza: la distancia entre las necesidades de un individuo y los recursos de que dispone para satisfacerlos. Como se trata de necesidades subjetivas, la definición sirve en un país desarrollado y en uno en desarrollo, al igual que en situaciones de deficiencia económica transitoria, como puede ser el desempleo. Y puntualizan que ellos se centran en el efecto inmediato de la pobreza en las capacidades cognitivas, quedando abiertas, por tanto, otras cuestiones de suma importancia: el desarrollo mental infantil deficiente asociado a la pobreza (que puede condicionar las capacidades mentales en el adulto) o si tiene efecto a largo plazo la merma de recursos cognitivos provocados por la incertidumbre económica.

El primer experimento se realizó con un centenar de voluntarios reclutados en un centro comercial de Nueva Jersey, de 35 años de edad media, 65 de los cuales eran mujeres, y con una distribución de nivel económico personal representativa de la población de EE UU, atendiendo a los ingresos y tamaño de la vivienda de cada uno. En las pruebas, se les presentaba un dilema: cómo afrontar una factura imprevista de reparación del coche. Mientras pensaban al respecto, se les hacían dos test de funciones cognitivas habituales en las pruebas de cociente de inteligencia, uno de fluidez mental y otro de control cognitivo. En diferentes fases se varió, por ejemplo, el precio de la hipotética factura, y la conclusión es que las personas adineradas sacaron mejor puntuación en los test de inteligencia que aquellos con escasos recursos.

Inteligencia antes y después de la cosecha

Los campesinos de Tamil Nadu (sur de India) que se dedican al cultivo de la caña de azúcar reúnen, al parecer, características especialmente idóneas para los experimentos de Anandi Mani y sus colegas sobre pobreza y rendimiento mental. Tienen una cosecha anual, pero no todos al mismo tiempo porque la recolección está repartida a lo largo de cuatro o cinco meses para que la caña llegue escalonadamente a los molinos. Esto evita en los experimentos efectos que pudieran alterar los resultados, como la influencia de festividades locales o las condiciones meteorológicas, explican los investigadores en Science. Los campesinos afrontan mayor preocupación económica antes que después de la cosecha, pero no todos al tiempo.

En total participaron 464 cultivadores de caña de 54 pueblos en el estudio y la puntuación media obtenida en uno de los test fue 5.45 después de la cosecha frente a 4.35 antes. Cabría pensar que el esfuerzo físico de recoger la caña influye negativamente en el rendimiento mental, pero los investigadores puntualizan que, en muchos casos, los agricultores contratan a peones para el trabajo y, además, en la mayor parte de los casos tuvieron el cuidado de hacer los test después de la fase de recogida de la caña, pero antes de recibir el pago por la cosecha.

Otra posible interferencia sería que, al hacer las pruebas por segunda vez —después de la cosecha— los agricultores estuvieran más entrenados. Para descartar este efecto, Mani y sus colegas incorporaron a un centenar de personas a los test postcosecha que no los hicieron antes. Y el resultado general fue el mismo, luego no es achacable a la familiaridad adquirida con las pruebas.

Tal vez la mejor nutrición después de cobrar la caña tenga algo que ver. Tampoco. Un estudio previo realizado por este equipo, en 2009, mostró que los agricultores de caña no comían menos antes que después de la cosecha. Una vez eliminados los factores principales que podrían afectar el resultado, la respuesta de los investigadores es que la pobreza en sí misma resta capacidad mental.

Claro que es posible, por ejemplo, que los ricos tengan preocupaciones económicas a otro nivel pero que provoquen la misma sobrecarga mental que en los pobres la factura inesperada del coche. Para aclarar los resultados, Mani y sus colegas diseñaron el segundo experimento. Un total de 464 pequeños agricultores de caña de azúcar en el sur de India participaron en el estudio. Se les hicieron dos test, uno de fluidez mental y otro de control cognitivo (una versión numérica apropiada para personal de escasa alfabetización) antes y después de la cosecha anual, es decir, cuando su mayor preocupación es la perspectiva económica y cuando esta se ha despejado. Tras la cosecha, los resultados de estas dos pruebas de inteligencia fueron claramente superiores. Lo que mejor explica la caída del rendimiento cognitivo es el mecanismo de atención secuestrada por el problema económico.

No ignoran Mani y sus colaboradores las implicaciones sociopolíticas de su investigación. “Los datos que presentamos sugieren una perspectiva diferente sobre la pobreza: ser pobre significa no solo afrontar escasez de dinero, sino también escasez de recursos cognitivos”, escriben. “Los pobres, con esta perspectiva, son menos capaces no debido a rasgos heredados sino porque el mismo contexto de la pobreza impone una carga y obstruye las capacidades cognitivas”.

Como conclusión, sugieren los investigadores algunas medidas políticas que pueden aliviar el efecto que han estudiado. Lo primero sería evitar lo que ellos llaman los “impuestos cognitivos”, como rellenar cuestionarios largos y complejos, preparar entrevistas de trabajo o descifrar nuevas reglas laborales, en las que las personas con preocupaciones económicas pueden estar en desventaja frente a quienes no las padecen. O, al menos, prestar ayuda institucional a las primeras. Otra idea, más centrada en el caso de los cultivadores de caña de azúcar indios, pero no limitado a estos, sería sincronizar las actuaciones y programas —por ejemplo, de formación— con las fases cíclicas de las cosechas para desarrollarlas en los períodos en que esa población sea más receptiva mentalmente y esté mejor capacitada para aprovechar la información.

“Las estimaciones recientes muestran que aproximadamente un 20% de la población mundial vive en la pobreza”, recuerda Vohs. Para muchos economistas, añade, cuanta más gente haya, mejor, pues mayor cantidad de buenas ideas habrá para solucionar los grandes retos como curar el cáncer, encontrar formas de energía renovables o alcanzar la paz mundial. “Pero este argumento se basa en la idea de que todo el mundo tiene capacidad mental adecuada, una premisa ahora cuestionada por Mani y sus colegas para una quinta parte de la población mundial”, añade.

Fuente:http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/08/29/actualidad/1377801701_416816.html

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: