Desigualdades en la salud; análisis por conglomerados; diabetes mellitus; hipertensión; tabaquismo; Cuba.


Revista Panamericana de Salud Pública
id=”printISSN”>Print version ISSN 1020-4989
Rev Panam Salud Publica vol.32 no.1 Washington July 2012

 
<DIV,ES>

INVESTIGACIÓN ORIGINAL ORIGINAL RESEARCH

 Subpoblaciones con perfiles epidemiológicos y de riesgo singulares en La Habana, Cuba: diabetes, hipertensión y tabaquismo

 Subpopulations with particular epidemiologic profiles and risks in Havana, Cuba: diabetes, hypertension, and tobacco-related illnesses

 Georgia Díaz-PereraI,*; Jorge BacallaoI; Eduardo AlemañyII

ICentro de Investigaciones y Referencia de Aterosclerosis de La Habana, La Habana, Cuba
IIUniversidad Médica de La Habana, La Habana, Cuba


RESUMEN

OBJETIVO: Identificar y caracterizar grupos poblacionales con perfiles de mayor riesgo y morbilidad para la diabetes de tipo II, la hipertensión y el tabaquismo.
MÉTODOS: Se realizó un estudio transversal en 840 familias asistidas en 12 consultorios del médico y la enfermera de la familia en La Habana, Cuba. Se aplicó un análisis de conglomerados basado en modelos (model-based cluster analysis) para identificar subpoblaciones con perfiles de morbilidad y riesgo singulares. Las subpoblaciones se compararon con respecto a indicadores clave.
RESULTADOS: Se identificó y caracterizó una subpoblación con alta carga de morbilidad y un perfil particular de riesgo. La variable determinante en su definición es la percepción subjetiva de la situación económica. Las familias de este grupo tienen mayor densidad por vivienda de diabetes, hipertensión y tabaquismo y se distribuyen entre todos los consultorios. En promedio son familias más pequeñas, y tienen entre dos y tres años menos de escolaridad, una percepción peor de su situación económica y una edad promedio mayor.
CONCLUSIONES: Se identificaron subpoblaciones con niveles más altos de concentración de la carga de morbilidad y con perfiles de riesgo propios. Estas subpoblaciones exhiben ciertos rasgos consistentes con las tendencias en la arquitectura social de las familias cubanas, que se han ido consolidando en los dos últimos decenios.

Palabras clave: Desigualdades en la salud; análisis por conglomerados; diabetes mellitus; hipertensión; tabaquismo; Cuba.


ABSTRACT

OBJECTIVE: Identify and describe population groups with greater risk and morbidity profiles for type II diabetes, hypertension, and tobacco-related illnesses.
METHODS: A cross-sectional study was carried out of 840 families under the care of 12 family doctors and nurses in Havana, Cuba. A model-based cluster analysis was used to identify subpopulations with specific morbidity and risk profiles. Key indicators of the subpopulations were compared.
RESULTS: A subpopulation with a high disease burden and a particular risk profile was identified and described. The determining factor in defining this group is the subjective perception of their economic situation. The families in this group have the highest household density of diabetes, hypertension, and tobacco-related illnesses and are distributed among all the facilities visited. On average, the subpopulation consisted of smaller families and have between two and three years less schooling, a more negative perception of their economic situation, and an older average age, when compared to the study group as a whole.
CONCLUSIONS: Subpopulations were identified with higher proportions of the disease burden and with particular risk profiles. These subpopulations exhibit certain features consistent with trends in the social structure of Cuban families that have been evolving over the past two decades.

Key words: Health inequalities; cluster analysis; diabetes mellitus; hypertension; smoking; Cuba.


La enfermedad y la salud no se distribuyen homogéneamente. Los países pobres, los barrios marginales y los ciudadanos con menos recursos económicos padecen una discriminación social múltiple: tienen menos participación en la toma de decisiones, disponen de una peor atención sanitaria, están más expuestos a los factores de riesgo para su salud, ya sean estos de tipo personal, social o ambiental, y son más vulnerables y menos resistentes a un nivel de exposición dado. Las clases sociales más desfavorecidas, los pobres, los explotados, los trabajadores precarios, las mujeres, los desempleados, los emigrantes y los excluidos sufren en carne propia la peor epidemia de nuestro tiempo: la desigualdad social (1-3).

Muchos estudios reportan una marcada asociación entre la dimensión socioeconómica y la dimensión salud (4-12). Hay claros indicios de que la condición económica subjetiva se asocia con la salud, lo cual tiene un gran valor en el sentido de diseñar una medida adecuada de la condición económica, que complemente a otros indicadores tradicionales como el ingreso, la escolaridad o la ocupación (13).

Los criterios normativos que habitualmente se usan (educación, empleo, ingreso, etnia o color de la piel, sexo, etc.), tanto en países desarrollados como en países pobres, para poner de manifiesto las desigualdades sociales en salud, tienen un valor limitado en Cuba debido, en gran medida, a la cobertura universal de los servicios de salud, la existencia de programas dirigidos a grupos vulnerables y la cultura sanitaria general de la población. Como han hecho notar varios autores, la crisis económica que siguió al colapso de la antigua Unión Soviética, tuvo en países como Rusia y en algunas naciones de Europa Oriental efectos devastadores sobre los indicadores sanitarios que, por el contrario, apenas se hicieron sentir en las estadísticas básicas de salud cubanas (14-23).

La búsqueda de las desigualdades asume en el presente artículo un carácter multidimensional que no toma a ningún eje como criterio de comparación, sino que integra indicadores socioeconómicos y de salud y explora la existencia de una variable latente clasificatoria con respecto a la cual se hagan visibles las desigualdades. El estudio tiene un carácter netamente exploratorio y se realiza sin hipótesis concretas que permitan delimitar un derrotero metodológico de carácter inferencial. Se realiza, no obstante, bajo el supuesto de que en la sociedad cubana se han generado desigualdades sociales que sólo pueden hacerse manifiestas en relación con ejes clasificatorios diferentes de los que se emplean habitualmente para la medición de las desigualdades sociales en salud (educación, empleo, ingreso, etnia, sexo o condición urbana o rural), y con la expectativa de avanzar en la identificación y caracterización de dichos ejes.

Los resultados que se exponen en el presente artículo son parte de un proyecto más abarcador que tiene como propósito mostrar la influencia del entorno físico y social sobre los factores de riesgo y las enfermedades consecuentes a la aterosclerosis. Un componente básico en dicho propósito es identificar y caracterizar grupos poblacionales con perfiles de riesgo y morbilidad diferentes a los de la población total, para crear así bases objetivas para los criterios de focalización de las políticas y los programas. FUENTE(PARA PROFESIONALES) DEL ARTICULO COMPLETO:http://www.scielosp.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1020-49892012000700002&lng=en&nrm=iso&tlng=es

Anuncios

Etiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: